Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La Bahía de Salinas en Huacho fue el escenario de una operación de asalto anfibio ejecutada el pasado sábado 2 de octubre por una Fuerza de Tarea Multinacional que participa del Ejercicio Multinacional UNITAS LXII-2021, en las cuales la bicentenaria Marina de Guerra del Perú es anfitrión.

El desembarco anfibio fue encabezado por el capitán de la Armada del Perú Eduardo Díaz León sirviendo como comandante de la fuerza de desembarco combinado multinacional, bajo el mando general del Contralmirante Oscar Torrico Infantas, comandante de la Fuerza de Tarea Combinada 401. El desembarco incluyó nueve barcos anfibios, seis aviones, cinco helicópteros, 20 vehículos blindados ligeros, nueve botes pequeños, dos hovercraft, dos lanchas de desembarco utilitarias y cinco vehículos de apoyo en tierra.

El despliegue militar inició al mediodía con la inserción de un equipo conjunto de operadores especiales de la Marina de Guerra del Perú, Ejército y Fuerza Aérea, a través de una aeronave Fokker-60. A continuación, la Fuerza de Tarea Anfibia procedió a realizar el ablandamiento de  la cabecera de playa enemiga a través de disparos de proyectiles desde las unidades de superficie, esto gracias al posicionamiento proporcionado por el satélite PERUSAT.

Posteriormente, dentro de este ejercicio, aeronaves de la Fuerza Aérea del Perú destruyeron posiciones defensivas enemigas en apoyo al asalto anfibio. Previo a las olas de desembarco, comandos anfibios de la Fuerza de Infantería de Marina realizaron una inserción de nadadores que dio inicio a las operaciones subacuáticas; además tropas paracaidistas se infiltraron empleando la técnica de salto denominado línea estática. A su vez combatientes de la Fuerza de Operaciones Especiales realizaron un salto comandado a más de 3 mil pies de altura.

El ejercicio continuó con la llegada de la primera ola de desembarco, la cual estuvo integrada por 15 vehículos LAV-II, los cuales transportaban una compañía de fusileros de la Fuerza Multinacional de Desembarco. Esta parte del operativo se realizó gracias a la destrucción de obstáculos submarinos realizada por los incursores anfibios. La segunda ola estuvo conformada por botes BIG- F470 y Botes MK-V, los cuales realizaron una progresión de fuego y maniobras empleando la línea de frente.

La tercera ola estuvo integrada por vehículos LCAC, los cuales transportaron a la playa el Componente Logístico y de Soporte de Fuerza Multinacional de Desembarco. Seguidamente, se desplegaron lanchas tipo LCU desde el BAP Pisco. Realizadas todas las maniobras tácticas a máxima potencia se consolidó los objetivos enemigos en la playa Paraíso, escenario de este gran despliegue militar.

Cabe resaltar que, el propósito de este importante ejercicio es proyectar tácticamente una Fuerza de Desembarco sobre objetivos terrestres, empleando para ello unidades de superficie, aéreas y medios de proyección anfibia, y a su vez permite la interoperabilidad y la hermandad entre las diversas armadas de la región.
Instantes del asalto anfibio ejecutado en UNITAS 2021
A este evento asistieron el Presidente de la República del Perú, Pedro Castillo Terrones, el Ministro de Defensa, Walter Ayala Gonzales, la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva Prieto, el Comandante General de la Marina, Almirante Alberto Alcalá Luna y otras autoridades militares y civiles de diversas nacionalidades.

UNITAS está diseñado para entrenar fuerzas en operaciones marítimas conjuntas y para aumentar la interoperabilidad y la capacidad entre las fuerzas navales y marinas participantes. Este ejercicio desarrolla y mantiene relaciones que mejoran la capacidad de los socios marítimos para lograr objetivos comunes.

Durante la fase marítima, que tuvo lugar después de la ceremonia de apertura el 27 de septiembre, los buques participantes en este ejercicio maniobraron y realizaron simulacros en mar abierto para neutralizar y derrotar a un enemigo hipotético. Estas maniobras facilitaron el simulado asalto anfibio para afianzarse en tierra, proyectando el poder desde el mar.

La integración naval entre la marina y el cuerpo de marines es un elemento crítico para las operaciones marítimas conjuntas que facilita el empleo seguro y eficaz de tropas y sistemas de armas. El dominio marítimo incluye los litorales que incorporan no solo el océano, sino también el área interior desde la costa que puede ser sostenida y defendida directamente desde el mar.

Durante este asalto anfibio, Perú coordinó los fuegos de toda la fuerza multinacional asegurando que el momento y la secuencia de los eventos se ejecutaran de manera segura y realista para mejorar la preparación y fortalecer las asociaciones entre las naciones participantes.

“El ejercicio UNITAS es la demostración de la cohesión, la coordinación y la voluntad de los diferentes países que participan”, dijo Díaz. “Esta operación demuestra la cooperación y coordinación que existe entre todos los países para estar finalmente preparados para enfrentar cualquier amenaza que atente contra la seguridad y estabilidad de los países de esta región”.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!