Full width home advertisement

Destacado

Expodefensa 2021

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

180 soldados del Ejército Nacional de Colombia fueron secuestrados por campesinos y cultivadores de hoja de coca en la vereda Chiquinquirá municipio de Tibú, Norte de Santander. Los militares, que fueron retenidos de manera ilegal desde hace 24 horas, están adscritos a la Segunda División del Ejército Nacional.

El ministro de Defensa, Diego Molano, denunció el hecho a través de sus redes sociales: “Pretender retener soldados que cumplen con erradicación de cultivos ilícitos en Catatumbo es un secuestro y demuestra que el narcotráfico es la mayor amenaza a la democracia. Contra los que así proceden, la respuesta es la ley. No aceptamos chantajes contra la autoridad y la ley”, mencionó a través de Twitter el ministro Molano.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo confirmó que una “comisión de nuestra Regional Norte de Santander se dirige a mediar en la vereda Chiquinquirá, zona rural del municipio de Tibú, donde campesinos cultivadores de coca impiden que miembros del @COL_EJERCITO continúen con las labores de erradicación manual en la zona”.

Entre tanto, el Ejército Nacional rechaza las acciones contra los militares, pues se trata de conductas contrarias al ordenamiento jurídico nacional. “Se violan los derechos humanos de los soldados. Secuestrar a nuestros soldados es un flagrante hecho punible”, afirmó el alto mando del Ejército.

El comandante de la Segunda División del Ejército Nacional, general Omar Sepúlveda, aseguró que los militares secuestrados forman parte de unidades adscritas al CONAD y tres de la Brigada Treinta del Ejercito Nacional que estaban adelantando la vigilancia sobre la infraestructura petrolera y  acompañando en la seguridad a las unidades militares de erradicación.

El general señaló que “seis pelotones, que estaban cumpliendo tareas de lucha contra toda la cadena del narcotráfico y el control de área, fueron secuestrados por más de 600 campesinos, que están amparados por la asociación ASCAMCAT y COCAT, que a pesar de ser asociaciones de campesinos, se dedican al negocio ilícito del narcotráfico”.

Y agregó que "ellos en este momento están secuestrados en el área de la vereda Chiquinquirá del municipio de Tibú, al norte de Tibú, desde luego el Ejército Nacional rechaza estas acciones, que son contrarias al ordenamiento jurídico nacional y que viola los derechos humanos de los soldados. Secuestrar a nuestros soldados es un fragante hecho punible".

El alto oficial añadió: “en estos momentos se han adelantado un consejo de seguridad y conversaciones del orden nacional, regional y local, con el propósito de informar la situación y se denunció ante la Fiscalía General de la Nación lo que sucede. Nosotros rechazamos todas las acciones que violan los derechos humanos y más con esos hombres que cumplen con un ordenamiento constitucional”.

Los campesinos primero realizaron una asonada a los uniformados que se encontraban en esa zona rural, “los intentaron golpear, desarmar y hasta los insultaron, pero los soldados no han hecho uso de la fuerza, respetando los derechos de estas personas, pues ya les dimos las órdenes que no podían entrar en una confrontación con los campesinos”, indicó el alto mando militar.

El Ejército ya anunció que si no libera rápidamente a los uniformados, a la zona sería desplegado el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional para salvaguardar la vida de sus hombres, “nuestros soldados están en la cancha de la vereda Chiquinquirá, pero ya tenemos algunas acciones militares en proceso con la Policía y si es el caso, entramos, ese hecho debe parar hoy”, explicó el comandante de la Segunda División del Ejército.
Imágenes de los soldados secuestrados por los cocaleros.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!