Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La Armada de los Estados Unidos ha enviado su tercer y último destructor stealth de clase Zumwalt a pruebas de mar, así lo anunció su fabricante, General Dynamics Bath Iron Works. El USS Lyndon B. Johnson, bautizado en abril de 2019, abandonó el astillero el pasado 30 de agosto y se espera que sea comisionado por la Armada en 2023, después de que sus sistemas de combate estén completamente instalados y activados.

"Nos sentimos honrados de enviar este maravilloso buque a pruebas de mar en el cumpleaños de su homónimo, el presidente Lyndon B. Johnson," para las pruebas en el mar, que "probarán una multitud de sistemas a bordo de la embarcación", dijo General Dynamics Bath Iron Works en una declaración a un medio de comunicación especializado en la industria naval.

El navío recibió su nombre en honor al fallecido presidente Lyndon B. Johnson, quien nació el 27 de agosto de 1908 y ocupó el cargo de 1963 a 1969. Será el primer barco que lleve su nombre.

El tercer buque de la clase Zumwalt, uno de los mayores destructores de la Armada, se construyó como parte de un contrato de 1.800 millones de dólares y se lanzó en diciembre de 2018. Originalmente iba a ser parte de una flota de 32 buques, pero el programa fue cancelado, dejando al USS Lyndon B Johnson como el último de la clase.

Los destructores de la clase Zumwalt son "conocidos por su avanzado sistema eléctrico, capaz de alimentar 50.000 hogares, y su sigilo como resultado del diseño, la construcción y materiales que tienen la capacidad de disminuir la detección por los radares", agregó el constructor naval.

El destructor multimisión puede desplazar casi 16.000 toneladas con una velocidad de 30 nudos y realizar una variedad de misiones de disuasión, proyección de poder, control del mar y comando y control.

El primer barco de la clase, el USS Zumwalt, fue comisionado en 2016 y entregado a la Armada en abril de 2020. El segundo barco, USS Michael Monsoor, se puso en servicio en enero de 2019 fue enviado a San Diego para la instalación de lod sistemas de combate, trabajos que se completaron en marzo de 2020.

A diferencia de los dos buques anteriores de la clase Zumwalt, el Lyndon B. Johnson no se entregará ni se pondrá en servicio hasta que sus sistemas de combate hayan sido completamente instalados y activados, según dijo James F. Geurts, subsecretario de la Marina para investigación, desarrollo y adquisiciones.

La Marina de los Estados Unidos dijo a principios de este año que buscará armar a sus tres destructores clase Zumwalt con misiles hipersónicos, que pueden viajar a velocidades cercanas a las 5,000 millas por hora.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!