Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Para conmemorar el CCXI aniversario del inicio de la independencia de México, el presidente de la República y Comandante supremo de las fuerzas armadas, presidio el acto acompañado por los secretarios de la Defensa Nacional, de Marina, así como, diferentes funcionarios del gabinete federal, en esta ocasión la celebración estuvo marcada por la polémica invitación al Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien también pronunció un discurso.

Por segunda ocasión, esta tradicional ceremonia estuvo empañada por las medidas sanitarias, buscando evitar se incrementen los contagios por la pandemia de Covid-19, por lo que al primer cuadro de la ciudad no pudo asistir público en general, las 24 compañías de tropa presentes en el zócalo estuvieron integradas por elementos pertenecientes al Sistema Educativo Militar (2885 elementos), acompañados por otras tres compañías de “Proximidad Social” de la Guardia Nacional manteniendo una distancia considerable y siempre usando mascarilla y otras recomendaciones sanitarias.

Posterior al pase de revista del presidente de México acompañado por el Alto Mando de las Secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina - Armada de México, una escuadrilla de nueve aviones (seis Pilatus PC-7 y tres Beechcraft Texan Tc6), dibujaron los colores de la bandera en un rompimiento ascendente conocido como “flor de lis” el cielo capitalino.

Uno de los primeros actos de este desfile fue el despliegue y posterior aterrizaje de Fusileros Paracaidistas de tierra y mar desde un helicóptero de fabricación rusa Mi-17, para posteriormente dar paso al ejercicio de infiltración y ex filtración de elementos Fuerzas especiales de tierra y de la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada de México apoyados por dos Airbus Helicopters EC-725 “Cougar”.

Así mismo acudieron 13 delegaciones extranjeras de “países amigos” como: Francia, Argentina, Belice, Colombia, Honduras, Perú, Bangladesh, Marruecos, Reino Unido, Argelia, Venezuela e Italia.

La parada aérea fue integrada por 99 aeronaves, distribuidas de la siguiente manera: 71 de ellas, aeronaves de ala fija (aviones) y 28 de ala rotativa (helicópteros) de la Fuerza Aérea, Aviación Naval y Guardia Nacional, las cuales realizaron patrones de espera por diferentes zonas de la Ciudad y algunos municipios conurbados el Estado de México.

La formación de un avión “Hércules” C-130, un C27J “Spartan” utilizados para el transporte de grandes volúmenes de carga o material, escoltados por aviones “Texan” Tc6, despierta el asombro del publico que levanta su mirada al cielo y observa la excelente coordinación que mantienen los aviones a pesar de la diferencia de tamaño.

Una escuadrilla en formación diamante de 4 aviones de transporte C-295 de las versiones M y W de la Fuerza Aérea Mexicana, que han desempeñado un papel estratégico en los últimos meses transportando toneladas de dosis de vacunas anti Covid a diferentes puntos de México, además de centro y Sudamérica.

Una de las formación más ovacionadas por el público fue la que integraron “Orcas y tigres”, es decir aviones de transporte Boeing B737-8 de la Fuerza Aérea quienes durante la pandemia han colaborado con el transporte de ciudadanos mexicanos varados en otros países por el cierre de las fronteras, escoltados por aviones caza F-5.

Mientras que los helicópteros estuvieron encabezados por cinco Airbus Helicopters EC-725 “Cougar”, los cuales lucen nuevos títulos con la leyenda “Fuerza Aérea Mexicana”.

Siete helicópteros UH-60 “Black Hawk”, de las versiones “Lima” y “Mike” de la Fuerza Aérea (Escuadrón Aéreo 108, Monterrey, Nuevo León), Guardia Nacional y Marina, los cuales son capaces de transportar personal, realizar rescate con torno de salvamento, transporte de insumos médicos para luchar contra la pandemia en lugares de difícil acceso, etc.

Seis helicópteros rusos Mi-17 capaces de realizar extinción de incendios, transporte de personal o como ambulancias aéreas en los puentes aéreos que se establecen para ayudar a comunidades incomunicadas por desastres naturales.

En su segunda participación dentro de la parada aérea la Guardia Nacional estuvo representada por tres helicópteros UH-60 “Black Hawk” de la versión “Lima”, la cual es una aeronave multi función capaz de desarrollar prácticamente cualquier tipo de actividad ya sea de día o de noche, transporte de personal, insumos médicos, ambulancia aérea o misiones tácticas aéreas son algunas de las trabajos más importantes.

Actualmente la Guardia Nacional cuenta con el única capitán piloto helicopterista, cuyo nombre es Emy Estrada. La capitán Estrada es la única mujer en México capaz de operar este tipo de helicóptero, indiferente de la versión (Lima / Mike), recibió un año de entrenamiento en el ejército de los Estados Unidos.

La Guardia Nacional es capaz de desplegarse en cualquier punto de la geografía mexicana dependiendo de las necesidades que se requieran desde su base de operaciones ubicada en al oriente de la Ciudad de México.

“En las misiones de búsqueda y rescate me he enfrentado a la toma de decisiones en condiciones marginales, con la premura de salvar una vida, ¿dónde aterrizar? Si hay una presión añadida, en este tipo de actividades”.

“Es una satisfacción profesional, gozo, alegría pertenecer a la Guardia Nacional, estando como responsable y al mando de unas de las mejores aeronaves equipadas para dar un servicio a nuestra nación”, añadio.

La Guardia Nacional cuenta con instalaciones adecuadas, simuladores, además del apoyo logístico necesario para mantener en perfectas condiciones sus helicópteros, que en este año desfilaran como segunda escuadrilla incorporados al “Escuadrón Halcón”.





Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!