Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Al menos 103 personas, entre ellas mujeres y niños, murieron este jueves 26 de agosto en dos ataques suicidas con explosivos perpetrados en las afueras del aeropuerto Hamid Karzai de Kabul (Afganistán), cerca de una de las entradas que está usando Estados Unidos y el Reino Unido para recibir refugiados en su operación de evacuación.

Dos terroristas suicidas y hombres armados atacaron a multitudes de personas que acudían en masa a la terminal aérea de la capital afgana, transformando una escena de desesperación en una de horror para quienes huían de la toma de poder de los talibanes. Al menos 90 afganos y 13 soldados estadounidenses murieron, según indicaron funcionarios afganos y estadounidenses.

El primer hecho se registró en el Hotel Barón, un lugar ubicado contiguo al perímetro del aeropuerto y que es usado por el Royal Army del Reino Unido como punto de reunión para recibir y procesar refugiados. El segundo hecho sucedió a poca distancia de ese lugar, frente a la llamada Puerta Abbey, que conduce directamente a las instalaciones aeroportuarias.

Poco después del asalto, el autodenominado Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad a través de la agencia de noticias Amaq, del grupo extremista, en su canal Telegram.

La catástrofe estalló cuando un atacante suicida del grupo militante islamista "logró llegar a una gran reunión de traductores y colaboradores del Ejército estadounidense en el 'Baran Camp' cerca del aeropuerto de Kabul y detonó su cinturón explosivo en medio de ellos, matando a unas 60 personas e hiriendo a más de 100, incluidos los combatientes talibanes", señaló el movimiento terrorista.

El Pentágono confirmó la explosión y dijo que el presidente Joe Biden había sido informado. "Podemos confirmar una explosión afuera del aeropuerto de Kabul. Las bajas no están claras en este momento. Proporcionaremos detalles adicionales cuando podamos", dijo el portavoz del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, John Kirby, en su cuenta en Twitter. 

El presidente estadounidense se dirigió a la nación por medio de un discurso televisado tras los ataques registrados en Kabul. Visiblemente emocionado prometió responder con contundencia contra los autores de los ataques en el aeropuerto. 

Este atentado supone un duro golpe para Estados Unidos, ya que es el mayor número de bajas en un día de sus tropas en más de una década y se produce en medio de un criticado y precipitado proceso de evacuación del personal estadounidense y aliados afganos tras la toma del poder en Kabul por parte del Talibán. 

Durante la comparecencia Biden aseguró haber ordenado a sus comandantes atacar las instalaciones del Estado Islámico en Afganistán, un grupo que en el pasado ya fue atacado con dureza, pero no eliminado. 

En las horas posteriores al ataque se ha puesto en entredicho la posible tolerancia del Talibán respecto a la entrada del terrorista de Estado Islámico en las inmediaciones del aeropuerto. Joe Biden descartó cualquier tipo de implicación del actual grupo en el poder de Afganistán y responsable de la seguridad en el exterior de la terminal aérea. 

Con respecto a las evacuaciones, el mandatario estadounidense mantuvo que se seguirán llevando a cabo con el 31 de agosto como fecha límite y que después de ese día se intentará traer a más colaboradores afganos en vuelos civiles. 

Las autoridades advierten que el número de víctimas mortales puede aumentar. Entre los militares estadounidenses fallecidos se encuentran 11 infantes de marina y un médico de la Armada. Al menos otros 12 miembros del servicio y cerca de 140 afganos resultaron heridos, de acuerdo con fuentes de ambos países, citadas por AP. Los funcionarios advirtieron que el número de víctimas mortales podría aumentar.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!