Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Un contundente resultado, con 116 toneladas de clorhidrato de cocaína y 95 toneladas de marihuana decomisadas, arroja la séptima fase de la Campaña Naval “Orión VII” desarrollada contra el narcotráfico a nivel marítimo, fluvial, aéreo y terrestre, entre el 15 de mayo y el 30 de junio.

El Gobierno Nacional, a través de la Armada de Colombia como líder en la lucha contra el narcotráfico marítimo, ejecutó la VII versión de la Campaña Naval “Orión”, un esfuerzo multilateral en el que se integran medios, capacidades e inteligencia, para desarrollar operaciones marítimas, fluviales, aéreas y terrestres coordinadas con los países amigos que comparten el interés de contrarrestar el problema mundial de las drogas ilícitas.

Gracias a las operaciones coordinadas que se desarrollaron durante la ejecución de la Campaña Naval “Orión VII” se obtuvieron destacados resultados en el control efectivo del mar, logrando la incautación de 116 toneladas de clorhidrato de cocaína y 95 toneladas de marihuana, listas para ser comercializadas y consumidas, equivalentes a 306 millones de dosis.

La afectación económica de la Campaña Naval “Orión VII” se estima en 7.564 millones de dólares, los cuales impactan directamente las finanzas de las organizaciones criminales y su soporte logístico, representando logros sustanciales en la disminución de la oferta, la seguridad y la salud pública a nivel mundial.

La afectación al delito transnacional del narcotráfico en las diferentes etapas de la producción de alcaloides se logró con el decomiso de 85 toneladas de insumos sólidos, 57.753 galones de insumos líquidos, dos millones de matas de marihuana, dos toneladas de semillas de marihuana y 237 toneladas de semillas de coca.

Así mismo, en un contundente golpe a las estructuras criminales a través de un esfuerzo integrado con las unidades del Ejército Nacional, fueron ubicadas y destruidas 780 infraestructuras ilegales usadas para el procesamiento de alcaloides, afectando la cadena productiva de esta sustancia ilegal.

Por último, en desarrollo de operaciones de afectación a la logística y las finanzas, se inmovilizaron tres semisumergibles y cinco aeronaves, se decomisaron 63 armas de fuego con 2.342 cartuchos de munición y se incautaron más de 5.386 millones de pesos, 1.435.350 dólares, 48.255 lempiras, 16.500.000 euros y 2.052 reales.
 
La Campaña Naval Orión refleja el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Estado colombiano en múltiples instrumentos internacionales, entre ellos los contemplados en la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas de 1988, a fin de hacer frente con mayor eficacia a los diversos aspectos del tráfico ilícito de estupefacientes; en este sentido se realizó una alianza estratégica de cooperación internacional entre Alemania, Antigua y Barbuda, Argentina, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador, España, Francia, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Islas Caimán, Italia, Jamaica, México, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Reino Unido, República Dominicana, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Las Granadinas, Suecia, Surinam, Trinidad y Tobago, y Uruguay. 

Esta campaña ha demostrado gran capacidad de adaptabilidad frente a un entorno altamente volátil y cambiante, logrando desarrollar la Operación en medio de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID–19.

Fueron en total 38 países, 88 instituciones nacionales e internacionales, quienes en conjunto pusieron a disposición de la Campaña 104 unidades de superficie marítimas, 222 interceptoras y embarcaciones menores, 16 unidades de superficie, 102 elementos de combate fluvial y botes fluviales, 27 patrulleros aeromarítimos y aeronaves, 19 helicópteros y 5 sistemas no tripulados, integrados a  la coordinación de múltiples centros de operaciones y centros de fusión de inteligencia, tanto de los Estados participantes como de organizaciones multilaterales, tales como la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur del Comando Sur de los Estados Unidos (JIATF–S), el Centro de Operaciones y Análisis Marítimo contra el Narcotráfico de la Unión Europea (MAOC–N), el Sistema de Seguridad Regional del Caribe (RSS) y el Consejo de Aplicación de la Ley de Aduanas del Caribe (CCLEC). Así se evidenció una vez más el liderazgo del Gobierno Nacional en la lucha contra este flagelo.

Para Colombia, el abordaje del problema mundial de las drogas se enmarca en los principios acogidos por la comunidad internacional de responsabilidad común y compartida, multilateralidad, integralidad, equilibrio, cooperación internacional, respeto de la soberanía e integridad territorial, así como el principio de la no intervención en los asuntos internos de los Estados, respeto de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales y la no selectividad y los señalamientos.

La afectación económica de la Campaña Naval “Orión VII” se estima en 7.564 millones de dólares, los cuales impactan directamente las finanzas de las organizaciones criminales y su soporte logístico, representando logros sustanciales en la disminución de la oferta, la seguridad y la salud pública a nivel mundial.

Durante las siete versiones de la campaña, desarrolladas desde el año 2018, se arreció la lucha contra el delito transnacional del narcotráfico logrando en 285 días de operaciones, la incautación de 400 toneladas de clorhidrato de cocaína, 499 toneladas de insumos sólidos, 223.551 galones de insumos líquidos y fueron destruidos 1.180 laboratorios, alcanzando una afectación a la producción y al tráfico de esta sustancia. Además, se incautaron 158 toneladas de marihuana, 74 toneladas de hachís, 79 kilogramos de heroína y 39 kilogramos de anfetaminas.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!