Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) realizó el despliegue más grande de aviones de combate furtivos F-22 Raptor a la región del Pacífico con el fin de realizar ejercicios militares que los analistas de defensa internacionales catalogan como un fuerte mensaje para China.

Aproximadamente 25 aviones de combate F-22 fueron desplegados en tres bases aéreas ubicadas en la isla de Guam y una en las Islas Marianas del Norte. Las modernas aeronaves de guerra partieron de las bases aéreas de la Guardia Nacional Aérea de Hawái y la Base Conjunta Elmendorf-Richardson de Alaska, para participar en la operación "Pacific Iron 2021".

Además de estas avanzadas máquinas, Estados Unidos desplegó 10 cazabombarderos F-15E Strike Eagle y dos aviones de carga C-130J Hercules desde bases ubicadas en Japón según afirmó la Fuerza Aérea del Pacífico de la USAF en un comunicado de prensa publicado esta semana.

El evento, que involucra a unos 800 miembros de la Fuerza Aérea, es una "operación dinámica de empleo de fuerza para proyectar fuerzas en el área de responsabilidad del USINDOPACOM [Comando del Indo-Pacífico de EE. UU.] en apoyo de la Estrategia de Defensa Nacional de 2018 que pidió a las fuerzas militares ser un fuerza más letal, adaptativa y resistente", agregó el comunicado.

Los despliegues típicos de F-22 incluyen de seis a 12 aviones, y este ejercicio es la mayor demostración de fuerza de los F-22 en el área del Pacífico.

El avión de quinta generación, con tecnología furtiva y numerosos sistemas y sensores a bordo, está considerado como uno de los más avanzados del mundo. El ejercicio puede verse como una demostración a China de la capacidad de Estados Unidos para enviar masiva y rápidamente aviones de combate a la región.

"La Fuerza Aérea del Pacífico está demostrando que puede desplegar tantas o más aeronaves de quinta generación en el teatro con poca antelación de las que [China] tiene actualmente en todo su inventario", afirmó a CNN, Carl Shuster, exdirector de operaciones de Inteligencia Conjunta del Comando del Pacífico de EE. UU.

"Demostrar la capacidad de combate de la Fuerza Aérea de Estados Unidos envía una fuerte señal de disuasión a China y tranquiliza a los aliados y socios de Estados Unidos. Lo más probable es que China intentará seguirlos de cerca".

El general retirado de la Fuerza Aérea Dan Leaf señaló que el ejercicio demuestra la capacidad del ejército estadounidense: "Si soy China, prestaría atención al mensaje, ya sea para ellos o no, porque se trata de capacidad tanto en la aeronave, el F-22, como en la flexibilidad y naturaleza expedicionaria de la Fuerza Aérea de EE. UU. que se remonta a la Primera Guerra Mundial, y que China no puede duplicar ", dijo Leaf.

"Lo tomaría como una demostración de la legitimidad del compromiso estadounidense con la región, porque la mensajería es una cosa cuando son solo palabras", agregó. "Pero esto no es solo una declaración, es una inversión en capacidad porque no es barato desplegar 25 F-22 desde dos bases diferentes en el Pacífico Occidental" destacó el oficial retirado.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!