Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos compartió en días pasados nuevas imágenes generadas por computador de su hasta ahora secreto bombardero furtivo B-21 Raider de última generación, que en los próximos años debería estar listo para reemplazar al mítico B-2 Spirit. 

Según la fotografía digital, la aeronave sigue siendo similar a las versiones presentadas anteriormente por los militares estadounidenses, aunque en esta ocasión trae un detalle que ha despertado la curiosidad entre los expertos de la aviación.

Se trata de la disposición de las ventanillas de los pilotos, las cuales tienen una forma extraña, poco convencional respecto a aeronaves de similares características y que según expertos militares no aparenta tener funcionalidad, puesto que difícilmente los pilotos podrán ver algo a través de ellas.

En esta imagen, las ventanas de la cabina del B-21 se muestran divididas en varias piezas: una ventana delantera en forma de triángulo y una ventana lateral en forma de paralelogramo diagonal. El renderizado sólo muestra un lado del avión, pero es de suponer que la disposición es la misma en el lado opuesto.

Por si fuera poco, este diseño supondría una complicación adicional para una aeronave, ya de por sí sumamente compleja, puesto que requeriría puntos de unión adicionales que tendrían que ser alisados perfectamente para conservar las características de furtividad de la aeronave. Además, unos cristales enormes con una forma inusual también son unas estructuras que no son fáciles de fabricar.

Puesto que sería tecnológicamente más viable simplemente añadir un acristalamiento lateral que esté en línea con el frontal, y todo lo mencionado, los conocedores del tema han llegado a la conclusión de que hay un alto grado de probabilidad de que se trate de una distracción deliberada.

El vuelo del primer prototipo de este bombardero debería ocurrir en mayo de 2022, así que lo más probable es que solo entonces habrá una respuesta definitiva en cuanto al extraño acristalamiento de la cabina del B-21 Raider, así como en todo lo relacionado a su diseño general.

El B-21 está en fase de desarrollo de ingeniería y fabricación. La USAF afirma que está “centrada en la ampliación de la infraestructura y la capacidad de fabricación en toda la base de suministro industrial para preparar la producción inicial a bajo ritmo” del avión. El avión se está construyendo en las instalaciones de Northrop Grumman en la cercana Planta 42 de la Fuerza Aérea de EE.UU. en Palmdale.

La USAF quiere comprar un mínimo de 100 ejemplares del B-21. El coste medio de adquisición del bombardero furtivo se estima en 640 millones de dólares y se estima que el avión volará por primera vez a principios de 2022.

La USAF ha dicho “Al igual que los renders anteriores, esta representación es una interpretación artística del diseño del B-21. La forma y la configuración del B-21 son muy sensibles, ya que influyen en la firma radar del avión.”
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!