Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea Colombiana llevará a cabo el próximo mes de agosto en el Comando Aéreo de Combate N°5 ubicado en Rionegro (Antioquia) y otras bases aéreas el Ejercicio Internacional de Recuperación de Personal y Gestión del Riesgo de Desastres “Ángel de los Andes” y el Ejercicio COOPERACIÓN VII del Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas – SICOFAA.

El anuncio fue hecho por el señor General, Ramsés Rueda Rueda, Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, quien presentó ante los Comandantes de las Fuerzas Aéreas y Servicios Equivalentes, asistentes a la LXI Conferencia de Jefes de las Fuerzas Aéreas Americanas –LXI CONJEFAMER que se realiza del 14 al 19 de junio en la ciudad de Tegucigalpa – Honduras, la información correspondiente al concepto estratégico y operacional de los ejercicios.

Su intervención permitió profundizar en aspectos propios del planeamiento como lo son el personal participante, misiones a desarrollar, proyección de medios aéreos a ser desplegados y los logros a alcanzar; destacando la importancia que reviste este Ejercicio, al permitir el entrenamiento bajo un esquema multinacional combinado, así como, el empleo del poder aéreo, las capacidades de respuesta y atención humanitaria, para la gestión de desastres naturales de gran envergadura apoyado en los recursos del SICOFAA.

Por otra parte, considerando la evolución de la cooperación a nivel del SICOFAA, durante estos seis (06) días, los Comandantes y representantes de las Fuerzas Aéreas de continente, analizarán la importancia e impacto de integrar el Concepto de Servicios de Salud en Apoyo Humanitario y de las Capacidades Espaciales a las operaciones del SICOFAA, como elementos determinantes para hacer frente a los nuevos retos y desafíos del entorno, ratificando la importancia de trabajar mancomunadamente para el fortalecimiento de las capacidades de cada una de las instituciones, en beneficio de los pueblos de América.

En su última versión llevada a cabo en 2018, el Ejercicio Internacional Ángel de los Andes reunió a 12 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay. En el participaron aeronaves de combate, transporte, inteligencia, helicópteros tipo UH-60 Black Hawk Ángel y AH-60 Arpía, además de aeronaves remotamente tripuladas como el Scan Eagle.

Así mismo, más de 420 personas participaron en este ejercicio, entre tripulaciones, comandos especiales, médicos, paramédicos y observadores, incorporando un esfuerzo logístico, administrativo y operacional muy amplio, que facilitó el cumplimiento de 197 misiones, bajo los más rigurosos procedimientos de seguridad, superando barreras como el lenguaje, métodos, prácticas y ejecución de técnicas y maniobras en el desarrollo de operaciones de búsqueda y rescate en un ambiente tanto humanitario como de combate.

Este ejercicio tuvo una duración de dos semanas, en las cuales se realizaron simulacros de un siniestro aéreo, un terremoto, un incendio forestal de gran magnitud, operaciones en combate como el ataque a un convoy militar, rescate de una tripulación derribada en aguas abiertas y la búsqueda y recuperación de pilotos eyectados de sus aeronaves, entrenamientos en paracaidismo, inserción y extracción de comandos y toda la misión humanitaria interagencial, que implica coordinación con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Bomberos y Defensa Civil.

77 personas se capacitaron en maniobras como Halo por sus siglas en ingles High Altitude-Low Opening (Gran altitud-Baja apertura) y Haho High Altitude-High Opening (Gran altitud-Alta apertura), por medio de un salto libre en paracaídas, Ramz sistema que consiste en el lanzamiento desde un avión de un bote inflable y un motor a través de un paracaídas de carga, K-Duck, donde se instala un bote que puede tener armamento y elementos de rescate debajo de un helicóptero Black Hawk para insertar tropas en operaciones en aguas abiertas además de Infil – Exfil, para infiltración y exfiltración de tropa en un área determinada.

Intercambiar experiencias, alimentar la doctrina que tiene la Fuerza Aérea Colombiana en este tipo de operaciones, generar conocimiento de interoperabilidad con otros países para salvar vidas, es el objetivo de este ejercicio que tiene la mejor de las proyecciones, que se visualiza como de gran envergadura a nivel regional y nacional, teniendo la visita de más países, delegaciones con más aeronaves, convirtiendo a la FAC y al país en un referente internacional en operaciones de búsqueda y rescate.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!