Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Diez terroristas de las disidencias FARC murieron tras un bombardeo estratégico de aviones Kfir C-10 y A-29B Super Tucano de la Fuerza Aérea Colombiana y una operación de asalto aéreo de las Fuerzas Especiales del Ejército Nacional realizados este martes 2 de marzo en zona rural del municipio de Calamar, departamento del Guaviare; según informaron a este portal fuentes del Ministerio de Defensa y el Comando General de las Fuerzas Militares.

La ofensiva militar conjunta y coordinada se efectuó contra el reducto terrorista comandado por el líder narcoguerrillero conocido con el alias de Gentil Duarte, cabecilla de esta agrupación, quien tiene un extenso prontuario delictivo y quien según las informaciones preliminares de inteligencia, se encontraba planeado la ejecución de próximos atentados terroristas contra la Fuerza Pública.

En la gigantesca operación fueron abatidos diez terroristas y tres más fueron capturados, los cuales serán puestos a disposición de las autoridades competentes.

Miguel Botache Santillana, más conocido como “Gentil Duarte”, es en la actualidad uno de los delincuentes más buscados por las autoridades de Colombia. Hasta 2016 fue un importante líder dentro de las FARC-EP, pero a finales de ese año se convirtió en uno de los disidentes del proceso de paz que sostuvo esta guerrilla con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Actualmente lidera el frente séptimo de las disidencias de las Farc, controla parte de las rutas del narcotráfico en el suroriente del país y mantiene lazos con grupos disidentes y organizaciones criminales internacionales, con el fin de garantizar la venta de cocaína en países vecinos. Gentil Duarte se ha convertido en uno de los principales actores dentro de la nueva dinámica criminal en Colombia.

Este grupo disidente han cometido toda clase de delitos que van desde de la producción y la comercialización de pasta base de coca hasta el desplazamiento forzado de campesinos, asesinatos y la extorsión comerciantes de esa región de Colombia. 

Dentro de los hechos criminales más recientes realizados por esta estructura terrorista se encuentran el secuestro y posterior asesinato del subteniente del Ejército Nacional Carlos Arturo Becerra en el municipio de Puerto Concordia (Meta) y la instrumentalización de la población civil para que de manera indiscriminada ataque a los integrantes de la Fuerza Pública que realizan labores de erradicación manual de cultivos ilícitos en el suroriente del país.

Al lugar de los hechos fueron insertados los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, de la Fiscalía General de las Nación, para la realización de los actos urgentes y el posterior traslado a medicina legal de los fallecidos, con el fin  de determinar las identidades, sexo y edades del personal.

Con este resultado se afectan el mando y control del Grupo Armado Organizado residual y se interrumpe la intención de recomponer las estructuras delictivas de las disidencias que delinquen en esta región del país. Además, se golpean las alianzas criminales para el control territorial y las rutas del narcotráfico hacia el extranjero.

Cabe destacar que la operación militar fue planeada y ejecutada conforme a los procesos establecidos para tal fin, fundamentada en las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, continúan trabajando de manera conjunta, coordinada e interagencial con la Fiscalía General de la Nación desarrollando operaciones a lo largo y ancho del país contra los Grupos Armados Organizados y los diferentes fenómenos de criminalidad que más afectan la seguridad y la convivencia pacífica de los colombianos.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!