Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Saab ha realizado con éxito una prueba que marcó la primera vez que un avión de superioridad aérea Gripen voló con una pieza exterior del fuselaje impresa en 3D. El propósito de este experimento era probar cómo se podía utilizar esta técnica de fabricación aditiva para reparar los daños que puedan tener estos avanzados aviones de combate en el campo de batalla.

La prueba ha demostrado la posible aplicación de esta técnica para reparar temporalmente los daños sufridos en combates aéreos mientras el caza está desplegado en una base de operaciones avanzada.
La prueba llevada a cabo consistió en la instalación de una pieza de repuesto en el fuselaje de popa del caza, que fue fabricada tras un escaneo del componente original y elaborada a partir de una resina de polímero de nailon (PA2200) utilizando técnicas de fabricación por capas aditivas (ALM).

El vuelo de prueba tuvo lugar en los cielos sobre las instalaciones de Saab en Linköping, Suecia, el pasado viernes 19 de marzo. Saab afirmó que las pruebas posteriores al vuelo mostraron que la escotilla no se había presentado cambios estructurales.

“La inspección inicial posterior al vuelo de la escotilla fue muy positiva y mostró que no se habían producido cambios estructurales visuales durante el vuelo. El potencial de este enfoque significa que el personal de mantenimiento desplegado puede tener acceso a piezas de repuesto individuales y ya no tendrá que recurrir a reparaciones de emergencia ni canibalizar otras aeronaves averiadas. Esto también reduce el tiempo operativo perdido en las reparaciones”, dice Håkan Stake, gerente de contratos de soporte de Gripen C/D y gerente del proyecto de desarrollo.

Saab ha declarado que para lograr el objetivo de implementar esta capacidad, aún se requieren más pruebas junto con acuerdos sobre estándares de materiales.

El consorcio sueco AMEXCI, que ha fabricado la pieza, llevará a cabo nuevos análisis de la misma, cuyos resultados ayudarán a tomar decisiones sobre futuras pruebas adicionales.

Goran Backlund, presidente del grupo de fabricación aditiva de Saab, afirma que el objetivo de producir estas piezas en una base expedicionaria es "mantener la misión en marcha mientras se suministra una pieza de repuesto". Los componentes impresos podrían ser adecuados para su uso durante un puñado de vuelos, señala, pero no están destinados a igualar la durabilidad de los equivalentes de producción completa.

“Este vuelo de prueba de un componente con impacto operacional es un paso importante ya que una aeronave, incluidas todas sus partes, siempre tiene que cumplir con los estrictos requisitos de un proceso de aeronavegabilidad. En términos de aumentar la disponibilidad operativa en el campo, la fabricación aditiva cambiará las reglas del juego ”, dijo Ellen Molin, vicepresidenta senior y directora del área comercial de Soporte y Servicios de Saab.

El siguiente paso para Håkan Stake y su equipo es buscar materiales alternativos al PA2200, que también sean flexibles y puedan soportar el frío en altitudes elevadas. También desarrollarán una solución basada en contenedores para que los equipos de impresión se puedan llevar a los despliegues operacionales.

Saab ya utiliza algunas piezas impresas en 3D en la fabricación del Gripen E de nueva generación, incluso en los marcos estructurales y como parte de la instalación de su equipo de guerra electrónica.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!