Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El submarino nuclear ruso Vladimir Monomakh realizó el lanzamiento de cuatro misiles balísticos Bulava de forma simultániea, informó el Ministerio de Defensa del país euroasiático. El sumergible adscrito a la Flota del Pacífico, realizó un lanzamiento de salva de cuatro misiles balísticos con alcance intercontinental como parte de las actividades de entrenamiento de combate de las fuerzas nucleares rusas, según comunicó el ente castrense.

En un informe al presidente Vladimir Putin, el ministro de Defensa Serguei Shoigu dijo que el lanzamiento del sábado significó la conclusión de los simulacros a gran escala de las fuerzas nucleares estratégicas de Rusia que comenzaron el miércoles.

Los disparos se realizaron desde una posición submarina en el mar de Ojotsk, cerca de las costas de Kamchatka, al campo de tiro de Chizha en la región de Arjángelsk, en el norte de Rusia. 

"Según los datos de control de objetivos confirmados, las unidades de combate de los misiles llegaron con éxito al área objetivo del campo de combate de Chizha", agregó el Ministerio.

Vladimir Monomakh es un submarino nuclear estratégico ruso de cuarta generación y parte del proyecto 955 Borei. Se construyó en diciembre de 2012 en el astillero Sevmash. En diciembre de 2014 el buque fue entregado a la Armada y en septiembre de 2016 llegó al puerto de Viliúchinsk para prestar servicio en la Flota del Pacífico.

La nave mide 170 metros de eslora, 10 metros de calado y 13,5 metros de manga. Puede operar a una profundidad de entre 400 y 480 metros con reserva de autonomía de 90 días y tiene capacidad para portar 16 lanzadores de misiles Bulava con un alcance de 8.000 kilómetros.

Como parte de esas maniobras, otro submarino nuclear ruso también realizó un lanzamiento de práctica de un misil balístico intercontinental desde el mar de Barents, se lanzó un misil balístico intercontinental desde la instalación de Plesetsk en el noroeste de Rusia y bombarderos estratégicos Tu-160 y Tu-95 dispararon misiles de crucero a objetivos de prueba en una zona ártica.

Otro submarino del mismo tipo realizó un lanzamiento similar de cuatro misiles Bulava en 2018, una costosa demostración de la eficiencia de la disuasión nuclear del país que imita las condiciones de un gran conflicto atómico.

El R-30 Bulavá es un misil balístico intercontinental para submarinos (SLBM) de combustible sólido con ojivas nucleares de fabricación rusa. El Bulavá está basado en el diseño del misil ICBM de mayor alcance Topol-M (SS-27), pero es más ligero y sofisticado, tiene un alcance efectivo de 10.000 km. Estos misiles constituyen el armamento principal de la nueva clase de submarinos estratégicos rusos Proyecto 955 Borey.

Está conformado por 3 etapas, la primera etapa de lanzamiento con un motor cohete de combustible sólido, la segunda etapa de posición y control de trayectoria en la atmósfera alta, al borde del espacio y la tercera etapa, para posicionar finalmente las ojivas nucleares en la órbita baja en un vehículo de transporte (MIRV).

Los conos nucleares tienen la capacidad de realizar maniobras evasivas durante el descenso al blanco, lanzar contramedidas y señuelos, y tiene una nueva ojiva nuclear, totalmente protegida contra daños físicos o de ataque de pulso electromagnético.El Presidente ruso Vladímir Putin afirmó en el año 2008, que este misil puede penetrar cualquier sistema antimisiles existentes en la actualidad y futuros.

Puede llevar de 6 a 10 ojivas MIRV en un contenedor especialmente diseñado, que puede maniobrar en la atmósfera alta para evitar ataques enemigos. Adicionalmente, va provisto de contramedidas contra sistemas avanzados de defensa antimisil. Tiene un peso aproximado de 37 toneladas.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!