Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un submarino israelí navegó hacia el Golfo Pérsico en lo que podría analizarse como posibles preparativos para responder a cualquier represalia iraní por el asesinato el pasado mes de noviembre del importante científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh, informaron los medios israelíes.

El despliegue israelí sobre el agua y totalmente visible en el Canal de Suez y luego en el Mar Rojo fue un movimiento poco común que, según los informes, se llevó a cabo con la aquiescencia de las autoridades egipcias y se considera como una clara advertencia a Irán de que Israel está preparando para la batalla a medida que las hostilidades entre los dos países sigue subiendo.

El despliegue, informado por primera vez el lunes por la noche por el canal de televisión israelí Kan 11, coincidió con el avistamiento en el Golfo Pérsico del submarino USS Georgia, que está armado con 154 misiles de crucero Tomahawk. Es la primera vez en ocho años que se informa públicamente que un submarino de misiles guiados de la clase Ohio se encuentra en esa estratégica vía marítima entre la Península Arábiga e Irán.

El 9 de diciembre, dos bombarderos B-52 estadounidenses también se dirigieron hacia el golfo acompañados por aviones saudíes en lo que el general Kenneth F. McKenzie Jr., jefe del Comando Central de los Estados Unidos, dijo que era un ejemplo del "trabajo fuerte de los dos países y su compromiso compartido con la seguridad y estabilidad regional".

"Nada es una coincidencia", dijo Yoel Guzansky, investigador principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, en Tel Aviv, refiriéndose a los recientes informes israelíes, estadounidenses y saudíes sobre un aumento de los preparativos militares cerca de Irán. "Todo esto está tratando de enviarle un mensaje a Irán: no responder al asesinato de Fakhrizadeh".

Irán culpó a Israel por el asesinato de Fakhrizadeh en noviembre. Los funcionarios iraníes han prometido en repetidas ocasiones vengarse de los objetivos israelíes o estadounidenses en la región.

Desde noviembre, Israel ha mantenido a sus embajadas en alerta máxima y ha pedido cada vez más precaución en las últimas semanas, previo al primer aniversario del asesinato del mayor general iraní Qasem Soleimani en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses cerca del aeropuerto de Bagdad el pasado mes de enero.

El lunes, el teniente general Aviv Kochavi, jefe del estado mayor general de las Fuerzas de Defensa de Israel, dijo que “las FDI atacarán con fuerza, contra cualquiera que esté involucrado, desde cerca o desde lejos, en ataques contra Israel o objetivos israelíes. "

Durante años, Israel ha estado forjando en secreto acuerdos de seguridad e inteligencia con los países árabes en el golfo sobre la base de preocupaciones compartidas sobre Irán. Con la ayuda de la administración Trump, Israel anunció recientemente acuerdos para normalizar las relaciones con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, además de acuerdos separados con Sudán y Marruecos. Los funcionarios israelíes han expresado su esperanza de que Arabia Saudita pueda ser el próximo en la fila.

Para sumarle más incertidumbre al clima de inestabilidad que se cierne sobre la región, fotos satelitales recientes han demostrado que Irán ha comenzado una nueva construcción en su planta subterránea de enriquecimiento de uranio de Fordo, cerca de la ciudad de Qom, lo que probablemente genere una nueva preocupación en las semanas restantes de la administración Trump.

Un acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales requirió que Irán redujera drásticamente su programa de enriquecimiento de uranio. Pero después de que el presidente Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo en 2018, Irán reanudó las actividades de enriquecimiento y acumuló uranio enriquecido más allá de los límites establecidos en el acuerdo de 2015.

Se espera que el presidente electo Joe Biden vuelva a comprometerse con Irán y trate de reactivar el acuerdo nuclear, lo que deja abierta la cuestión de si Teherán responderá al asesinato de Fakhrizadeh. Guzansky describió la misión submarina de Israel y otros movimientos como una especie de guerra psicológica para disuadir a Irán.

“No vemos el panorama completo, y no tenemos todos los detalles, pero el interés de Israel es disuadir a su enemigo, especialmente si no sabe exactamente dónde va a golpear”, dijo.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!