Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), ha afirmado que considera que el Boeing 737 MAX es seguro para volver a volar. La declaración la hizo Patrick Ky, director ejecutivo de EASA, quien afirmó “Nuestro análisis muestra que es seguro, y el nivel de seguridad actual es alto para nosotros“. En una entrevista realizada por Bloomberg, el directivo aseguró que se encuentra en conversaciones con Boeing sobre la posibilidad de añadir un tercer sensor que incrementaría aún más los niveles de seguridad de la aeronave.

El principal regulador de aviación de Europa dijo que está satisfecho de que los cambios en el 737 Max de Boeing Co. hayan hecho que el avión sea lo suficientemente seguro como para regresar a los cielos de la región antes de que finalice 2020, incluso, si una actualización adicional exigida por su agencia no estará lista hasta dentro de dos años.

Después de los vuelos de prueba realizados en septiembre, la EASA está realizando revisiones de documentos finales antes de emitir un borrador de directiva de aeronavegabilidad el próximo mes, dijo el director ejecutivo de la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea.

A esto le seguirán cuatro semanas de comentarios públicos, mientras que el desarrollo de un llamado sensor sintético para agregar redundancia tomará de 20 a 24 meses, dijo. La solución basada en software será necesaria en la variante Max 10 más grande antes de su debut previsto para 2022, y se adaptará a otras versiones.

“Nuestro análisis muestra que esto es seguro y que el nivel de seguridad alcanzado es lo suficientemente alto para nosotros”, dijo Ky en una entrevista. "Lo que discutimos con Boeing es el hecho de que con el tercer sensor, podríamos alcanzar niveles de seguridad aún más altos".

Ky dijo que el sensor sintético simplificaría el trabajo de los pilotos cuando falla uno o ambos sensores mecánicos de ángulo de ataque en el Max. El dispositivo, que monitorea si un avión apunta hacia arriba o hacia abajo en relación con el aire que se aproxima, funcionó mal en ambos accidentes: el primero frente a la costa de Indonesia en octubre de 2018 y el segundo, cinco meses después, en Etiopía.

"Creemos que en general es un buen desarrollo que aumentará el nivel de seguridad", dijo Ky. "No está disponible ahora y estará disponible al mismo tiempo que se espera que el Max 10 esté certificado".

Los comentarios marcan el respaldo más firme de un importante regulador al objetivo de Boeing de volver a poner en servicio su atribulado caballo de batalla para fin de año, luego de numerosos retrasos y contratiempos. El Max, la última versión del venerable 737 de cuerpo estrecho, fue puesto a tierra en marzo de 2019 a raíz de dos accidentes que cobraron 346 vidas, lo que puso en marcha una crisis que le costó a Boeing miles de millones de dólares y al entonces director ejecutivo Dennis Muilenburg, su trabajo.

Si bien la Administración Federal de Aviación, el principal organismo de certificación de Boeing, está más avanzada en su revisión, se ha abstenido de hacer predicciones sobre el momento. El jefe de la FAA, Steve Dickson, voló el Max a fines del mes pasado y dijo que estaba "muy cómodo", pero que el proceso no estaba completo.

"Para la FAA, el accidente de Max ha sido una tragedia", dijo. “En términos de la forma en que perciben sus propios roles, la forma en que fueron atacados por diferentes partes interesadas en los Estados Unidos, la forma en que han sido criticados, debe haber sido extremadamente difícil”.

La relación de la FAA con Boeing también ha cambiado, luego de que el fabricante de aviones fuera acusado de ocultar cambios que magnificaron las diferencias entre el Max y los modelos 737 anteriores para reducir costos y minimizar los requisitos de capacitación.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!