Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, aseguró que detrás de los ataques y vandalismo contra los CAI de la Policía Nacional en Bogotá durante los últimos días, están cabecillas del ELN y de las disidencias de las FARC.

“Responsabilizamos al ELN, concretamente a alias ‘Ariel’, quien es la persona que maneja el frente urbano de esa guerrilla. Responsabilizamos a los jefes de las disidencias, a Gentil Duarte, a Iván Márquez, están tratando de desestabilizar la ciudad atacando a los CAI”, dijo.

Según el alto comisionado, los grupos armados que no quieren la paz y buscan acabar con la democracia se aprovechan de la protesta pacífica de los ciudadanos para atacar las instituciones civiles, militares y de policía.

"Están tratando de desestabilizar las ciudades de Colombia atacando a los CAI, a los centros de atención inmediata que ya tienen 33 años en nuestro país, lo cual demuestra su eficiencia y efectividad", añadió.

El funcionario agregó que "La protesta legítima y pacífica es un derecho de todos los colombianos. Ella no puede ser aprovechada, manipulada, instrumentalizada por los actores armados. La presencia estratégica del ELN y las disidencias de las Farc detrás de los actos de vandalismo (...) hoy la denunciamos", agregó.

Ceballos finalmente expresó que “el Estado hará que todo el peso de la autoridad y el peso de la ley recaiga sobre ellos”.

Informes de inteligencia confirma acciones del ELN y las FARC

Un informe de inteligencia filtrado hace varios días reveló que detrás de las manifestaciones violentas que durante dos días han sembrado el caos en varias ciudades de Colombia, existen una serie de células o grupos barriales dedicados a generar violencia y que responderían a orientación del ELN y las disidencias de las FARC.

Según el documento, las autoridades tienen identificados a 14 grupos anarquistas de extrema izquierda, entre los cuales figuran: Juventudes del Movimiento 19 de Abril (JM19), Movimiento Jaime Báteman Cayón, Movimiento 8 y 9 de Junio, Camilo Torres Restrepo, AK- Alkombate, Grupo Estudiantil Anarquista, Brigada Clandestina y el Frente Estudiantil Camilista.

En un aparte del informe se puede leer que "El reciente panorama indica el interés de organizaciones como el ELN de crear un escenario de "oportunidad" concentrado a desarrollar planes que conduzcan a la generación de una "crisis de gobernabilidad, soportada en el impulso de las necesidades sociales, inconformismo ciudadano por los procedimientos de la Fuerza Publica, con enfoque en el ESMAD y desplegando campañas nacionales e internacionales orientadas a deslegitimizar al Gobierno nacional y sus instituciones, promoviendo actividades de conflictividad social con violencia desde el componente barrial".

Además agrega que "Estas organizaciones vienen utilizando diferentes inconformismos para promover jornadas de protesta y generar un estado de "zozobra" y percepción de inseguridad derivados de actos vandálicos, realizados en el marco de las acciones de protesta Esta articulación barrial se viene dando a través de movimientos urbanos y la creación de frentes y comités para logras dinamizar la agenda de movilización, consolidando lineas de rechazo en diferentes ámbitos".

Estos colectivos, operarían en cinco localidades: Suba, Usme, Ciudad Bolívar, Bosa y Kennedy con labores de infiltración en centros educativos para reclutar jóvenes y realizar actos de vandalismo.

El documento agrega que "Las actividades de infiltración del ELN y las disidencias son denominadas por ellos como “trabajo barrial” y tienen como propósito incidir en dos (2) aspectos: 1) Buscar adoctrinar a jóvenes y darles entrenamiento armado para actividades urbanas. 2) Desarrollar un modelo de sub-contratación de células urbanas criminales".
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!