Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Estados Unidos desplegó este miércoles 30 de septiembre del 2020 un buque de guerra en el Mar Caribe, frente a las costas de Venezuela, para desafiar al régimen socialista de Nicolás Maduro y sus reclamos marítimos que son considerados como "excesivos" por el gobierno estadounidense. La maniobra fue confirmada por el Comando Sur, quien informó en un comunicado de prensa que el destructor de misiles guiados USS William P. Lawrence (DDG 110) de la clase Arleigh Burke "desafió los reclamos marítimos excesivos de Venezuela en aguas internacionales durante una exitosa operación de libertad de navegación (FONOPS) en el Mar Caribe".

Esta es la tercera ocasión en menos de cuatro meses que la Marina de los Estados Unidos desplego uno de sus buques más poderosos y modernos para impugnar los reclamos excesivos de Venezuela. El pasado 15 de julio el USS Pinckney (DDG 91) realizó una navegación similar en aguas internacionales fuera del mar territorial de Venezuela, mientras que el USS Nitze (DDG-94) también llevó a cabo una misión similar el 23 de junio, afirmando de manera legal y pacífica los derechos y libertades de navegación marítima reconocidos internacionalmente.

Según el Comando Sur, el régimen ilegítimo de Maduro reclama indebidamente controles excesivos sobre esas aguas internacionales, que se extienden tres millas náuticas más allá del mar territorial de 12 millas náuticas, una afirmación que es incompatible con el derecho internacional.

La Marina de los Estados Unidos realiza operaciones de libertad de navegación en todo el mundo para demostrar el compromiso de los Estados Unidos de defender los derechos, las libertades, el acceso y los usos legales de las aguas y el espacio aéreo internacionales garantizados a todas las naciones. Las operaciones de libertad de navegación ayudan a preservar la navegación marítima y los derechos de acceso garantizados a todas las naciones.

Según el comunicado del Comando Sur, el acceso global a las aguas internacionales protege los intereses nacionales de los Estados Unidos, promueve un orden internacional justo y garantiza que la Marina pueda cumplir misiones clave, que incluyen despliegues de asistencia humanitaria, operaciones de socorro en casos de desastre, apoyo a los esfuerzos internacionales contra el narcotráfico y ejercicios multinacionales que fortalecen las asociaciones regionales. .

Cabe recordar que el USS William P. Lawrence realizó hace 10 días un ejercicio combinado de guerra aeronaval con aviones cazambombarderos IAI Kfir C-10 de la Fuerza Aérea Colombiana. El entrenamiento operacional denominado “Poseidón” permitió optimizar la interoperabilidad de la FAC y fortalecer procedimientos para la interdicción, interceptación, neutralización de blancos marítimos.
Los juegos de guerra convencional que se llevaron a cabo en aguas del Golfo de Morrosquillo contaron con la participación del buque de guerra estadounidense y varios aviones de combate supersónicos colombianos desplegados desde el Comando Aéreo de Combate N°1 ubicado en Puerto Salgar, Cundinamarca, los cuales fueron apoyados por el avión de reabastecimiento aéreo Boeing KC-767 'Júpiter'.

En el mismo, las unidades aéreas colombianas ejecutaron diversos tipos de ataques simulados en contra de uno de los buques más avanzados y mejor equipados en materia de tecnología, sensores y armamento actualmente en servicio en todo el mundo; lo cual supuso un nuevo reto y una gran cantidad de lecciones aprendidas para las tripulaciones de los aviones Kfir de la Fuerza Aérea Colombiana.

Para la tripulación del moderno buque estadounidense, el ejercicio Poseidón también significó la oportunidad de entrenar contra un adversario disimilar y con particulares capacidades que testearon el avanzado radar AN/SPY-1 y el sistema AEGIS que equipan este tipo de navíos.

Los destructores de la clase Arleigh Burke son buques multimisión altamente capaces que pueden llevar a cabo una variedad de operaciones, desde presencia en tiempo de paz y gestión de crisis hasta control del mar y proyección de poder, todo en apoyo de la estrategia militar de los Estados Unidos. 

Los destructores de misiles guiados son capaces de combatir simultáneamente batallas aéreas, superficiales y submarinas. El buque contiene innumerables armas ofensivas y defensivas diseñadas para satisfacer las necesidades de defensa marítima hasta bien entrado el siglo XXI.

El destructor de clase Arleigh Burke está armado con 56 misiles de crucero Raytheon Tomahawk, con una combinación de misiles de ataque terrestre (TLAM) y misiles antibuque con guía inercial además de misiles antiaéros Standard SM-2MR bloque 4.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!