Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Es el buque de este tipo más grande jamás construido por la Armada británica y estará acompañado por otros buques de guerra, incluidos dos destructores Tipo 45 y dos fragatas. El despliegue se da en medio de crecientes tensiones entre Londres y Beijing

Un portaaviones británico sería enviado al Extremo Oriente, donde participará en ejercicios militares conjuntos con aliados como Estados Unidos y Japón, según informaron medios locales este lunes.

El portaaviones HMS Queen Elizabeth, cuya tripulación aún está entrenando en el mar, comenzará su primera misión a principios del próximo año con un viaje inaugural que la acercará a las aguas más disputadas en la tierra: el Mar de China Meridional. Se cree que la decisión del despliegue es una respuesta a la actitud cada vez más agresiva de China en la región.

En su viaje al Lejano Oriente el HMS Queen Elizabeth estará acompañado por otros buques de guerra, incluidos dos destructores Tipo 45 y dos fragatas. Además cargará dos escuadrones de aviones F-35B Lightning II. Es probable que uno de esos escuadrones sea de la RAF, mientras que el otro podría ser del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, de acuerdo al diario The Times.

Además de participar en ejercicios militares, el buque también proporcionará una plataforma para conversaciones comerciales, escribió el Times, citando una fuente de defensa no identificada.



Ante este despliegue, El embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, instó al Gobierno británico a renunciar a su proyecto, destacando que se trataría de un "paso muy peligroso" que podría agravar las ya tensas relaciones entre ambos países.

"China tiene un derecho legítimo de defender su soberanía e integridad territorial. Nuestros derechos son reconocidos por la ley internacional. Estados Unidos se mantiene enviando navíos desde EE.UU. hasta el mar del sur de China solo para provocar, infringir y pisotear la soberanía de China”, dijo Xiaoming a la prensa local.

El funcionario agregó que "no quisiera que el Reino Unido se uniera a Estados Unidos para retar la soberanía de China e interrumpir la estabilidad y tranquilidad de la región. Espero que Gran Bretaña después del Brexit juegue un papel para la paz y no para crear problemas”.

Las relaciones entre Pekín y Londres se han tensado desde que China impuso su Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong y el Reino Unido excluyó a la empresa china de las telecomunicaciones Huawei de su red 5G, después de meses de presión desde Estados Unidos.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!