Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El régimen de China acrecentó la tensión en una de las zonas de más frágil estabilidad en el presente: el Mar del Sur. Pekín decidió realizar el lanzamiento de misiles balísticos, uno de ellos categorizado como “asesino de portaaviones” lo que generó preocupación entre los otros países que componen esa zona geográfica al sur del gigante.

Las pruebas se realizaron el miércoles luego de que Washington anunciara sanciones contra 24 empresas chinas y ejecutivos de aquel país por violar normas internacionales en esa zona geográfica. Las amonestaciones fueron las primeras de este tipo contra el régimen comunista por su avance descontrolado en la vía marítima estratégica compartida con otros países pero que Beijing la toma como propia.

Uno de los misiles, un DF-26B, fue lanzado desde la provincia de Qinghai, mientras que el otro, un DF-21D, despegó desde el estado de Zhejiang en el este de la nación, de acuerdo al diario de Hong Kong, South China Morning Post. 

Ambos misiles fueron disparados contra un área entre la provincia de Hainan y las islas Paracel. Desde hace semanas, China realiza amenazantes ejercicios militares en el Mar Meridional, donde ya otros países mostraron su alarma por las actividades irregulares.


"Es una respuesta de China a los riesgos que conllevan las cada vez más frecuentes visitas de buques y aviones militares de EEUU al mar del Sur de China", dijo una fuente del periódico.

Uno de los misiles lanzados, el DF-26 es un tipo de arma prohibida por el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio firmado por los Estados Unidos y la Unión Soviética hacia el final de la Guerra Fría. 

Este poderoso misil tiene un alcance de 4.000 kilómetros. De acuerdo al diario Global Times se puede utilizarse tanto en ataques nucleares como convencionales. Por su parte, el DF-21 tiene un alcance de alrededor de 1.800 kilómetros.

El Ministerio de Defensa de China comunicó con anterioridad que el 25 de agosto un avión de reconocimiento U-2 entró en una zona cerrada para vuelos por ejercicios de tiro con fuego real. Las autoridades chinas calificaron las acciones de EEUU de provocación.

El Ministerio de Defensa chino declaró que semejantes acciones de EEUU pueden provocar malentendidos e incluso incidentes en el mar o en el aire.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!