Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El ministro de Defensa de Argentina, Agustín Rossi, anunció que el país sudamericano llevará adelante el desarrollo nacional del avión IA-100 “Malvina” de entrenamiento militar y uso civil primario que será producido en la Fábrica Argentina de Aviones SA (FAdeA) y financiado por el Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAF) por la suma de 2.5 millones de dólares. Este desarrollo será el primer proyecto de producción en serie de un avión en FAdeA, luego del IA-63 Pampa III, de entrenamiento avanzado.

“Es una iniciativa creativa e innovadora que constituye un punto de inicio para que después se puedan financiar otras inversiones productivas de la misma manera que estamos llevando adelante ésta”, expresó el ministro Rossi sobre la participación del IAF, en la reunión virtual de la que estuvieron la secretaria de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa, Daniela Castro; el titular del IAF Guillermo Carmona; la presidenta de la Fábrica Argentina de aviones, Mirta Iriondo; y el jefe de la Fuerza Aérea Argentina brigadier Xavier Isaac, entre otras autoridades.

Acerca de esa participación del IAF, el titular de Defensa, señaló que se trata de “una inversión segura porque está dentro del marco de la jurisdicción de Defensa”. Y citó al presidente del IAF cuando hizo referencia a que se trata de “una inversión más rentable que depositar ese dinero en un plazo fijo en dólares, además genera el fortalecimiento de la industria y el aumento de puestos de trabajo”.

Y en relación a FAdeA el ministro destacó que “es un punto de inflexión para la fábrica porque hacía tiempo que no fabricaba un nuevo avión, y este será un avión completamente nuevo. Es emblemático para nuestra gestión y para la fábrica”.

“Esta iniciativa la lanzamos en un momento en donde la industria aeronáutica está en profunda crisis en todo el mundo, pero en Argentina decidimos apostar fuertemente por esta industria que es de las más importante dentro de la industria para la Defensa”, afirmó Rossi, y celebró que “el nombre para el nuevo avión sea el de “Malvina”, nombre de mujer y en homenaje a nuestras Islas”.


Por su parte, la presidenta de la Fábrica Argentina de Aviones, Mirta Iriondo, expresó que “este proyecto fomenta el desarrollo de la industria aeronáutica nacional, dado que a través de FAdeA se involucrará a proveedores locales en un proyecto de alto potencial de crecimiento, entendiendo que este nuevo avión se podrá ofrecer a fuerzas aéreas de otros países para el entrenamiento de sus pilotos”.

A su turno, el brigadier Isaac afirmó: “Es una alegría dar el puntapié inicial a este proyecto. Quiero destacar algo que no es menor: este prototipo que saldrá desde FadeA será un avión como dicen y marcan los manuales de lo que es la producción para la defensa, y forma parte de un requerimiento operativo que hizo la Fuerza Aérea Argentina”. Y agregó: “Será un avión que el cliente necesita y que usará”, y continuó el brigadier al resaltar el “excelente diálogo” que tienen con FadeA, más allá de estar trabajando con otros proyectos, “este nos ha marcado como un hito fundamental”.

Esta iniciativa se trata de una inversión estratégica del sector público tendiente a recuperar el desarrollo de la producción nacional de la Argentina, que permite ubicar a la industria para la defensa como una de las herramientas que posee el Estado para potenciar la industrialización del país y la promoción de nuevos procesos de innovación tecnológica.

Para el desarrollo de este avión de entrenamiento para pilotos de la Fuerza Aérea Argentina se retomó el Programa IA-100, que en 2015 había desarrollado exitosamente un demostrador tecnológico (prototipo de avión en el que se probaron materiales y capacidades). Ahora se retomará ese Programa para desarrollar el nuevo prototipo incorporando los requerimientos solicitados por la Fuerza Aérea Argentina. Para esto se acordó que el IAF le otorgue un préstamo a FAdeA por el monto de USD$2.500.000. Dicho acuerdo fue aprobado por unanimidad de los directorios de ambos organismos.

El IA-100, desarrollado entre 2014 y 2015, era un avión de entrenamiento biplaza acrobático. Su objetivo era satisfacer las necesidades del mercado civil y militar argentino, pero el contrato fue finalmente suspendido en 2016. La nueva aeronave que se desarrollará a partir de este acuerdo incluirá las especificaciones requeridas por la Fuerza Aérea Argentina.

Este crédito, aprobado por unanimidad de los directorios de ambos organismos, es el primero que el IAF otorga en sus más de 70 años de historia para contribuir al financiamiento del desarrollo productivo para la Defensa.

El avión que producirá la Fábrica Argentina de Aviones ubicada en Córdoba cuenta con la capacidad de formar pilotos militares en instancias iniciales del proceso de capacitación. Es una aeronave confiable de amplio rango de operación, con capacidad acrobática y de recuperación de tirabuzón, al tiempo que su cabina e instrumental son acordes con la formación del piloto. Además, consta de bajo costo de adquisición y operación, un soporte logístico por 30 años. En ese sentido, el proyecto plantea una posible adaptación de tercer tripulante en cabina para etapas de instrucción de navegación y de aplicación al ámbito civil y crecimiento posterior versión 4 plazas.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!