Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa del régimen chavista de Venezuela, aseguró este viernes que la Armada Nacional de Venezuela “no está de adorno en los mares” y que ha tenido que salir al frente a resistir las provocaciones de unidades de la Armada de los Estados Unidos “para intimidar al Gobierno legítimo de Venezuela”.

Sus declaraciones se presentaron al inicio de los actos conmemorativos por los 237 años del natalicio de Simón Bolívar y 197 años de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo. Padrino López estuvo acompañado por el vicepresidente de Obras Públicas y servicios, y ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

En los actos que se realizaron en el Panteón Nacional, donde se encuentra ubicado el mausoleo del Libertador, Padrino López dijo que la Fuerza Armada Nacional (FAN) está “dando la misma lucha” que Bolívar, “no solamente la lucha por nuestra independencia nacional, sino estamos dando lucha, por un modelo humanista, un modelo que encarna el mismo Bolívar, un modelo de igualdad, un modelo de soberanía antiimperialista”.

“Es un día para celebrar todo lo que ha hecho la Armada para impedir la manera grosera y arrogante la exploración de buques petroleros en la fachada atlántica», dijo Padrino, quien agregó que este componente militar “está dando demostraciones al pueblo de lo que es amar a Venezuela, de lo que es defender a Venezuela”.

Estas declaraciones se dan 10 días después que un buque de guerra estadounidense navegara a pocas millas del mar territorial de Venezuela, lo que provocó una reacción del régimen de Nicolás Maduro, quien denunció el ingreso furtivo del buque a sus aguas.

"La República Bolivariana de Venezuela se dirige a la comunidad nacional e internacional en la oportunidad de denunciar las infames declaraciones difundidas por el Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica, a través de su cuenta oficial en las redes sociales, en las cuales señala a Venezuela de ejercer un “excesivo control” sobre sus aguas jurisdiccionales, al tiempo que el buque de guerra USS PINCKNEY (DDG-91) navegaba en nuestra Zona Contigua a una distancia de 16.1 millas náuticas de las costas venezolanas" afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela.


"El ingreso del buque estadounidense de manera furtiva en aguas jurisdiccionales venezolanas es a todas luces violatorio del Derecho Marítimo Internacional y sólo puede calificarse como un inexcusable acto de provocación, por demás errático e infantil" añadió el régimen.

En el comunicado se cataloga la operación del destructor, realizada a poca distancia de las costas del país suramericano como “un acto de provocación que se ejecuta como resultado de la reciente visita de Donald Trump” al Comando Sur, en Florida, “en su desesperada campaña por atraer el voto latino en ese estado a cambio de la permanente e ilegal agresión contra Venezuela”.

Por su parte Estados Unidos aseguró que desplegó el buque en respuesta a un “excesivo reclamo marítimo” de Caracas por otro ejercicio marítimo de la armada estadounidense hace tres semanas, que las autoridades venezolanas calificaron como una “provocación”. 

“Hoy el destructor 'USS Pinckney', un barco lanzamisiles de clase Arleigh Burke desafió el excesivo reclamo marítimo de Venezuela en aguas internacionales durante un exitoso ejercicio de navegación en el Mar Caribe”, informó el Comando Sur de Estados Unidos. 

“El ilegítimo régimen de Maduro reclama indebidamente controles excesivos sobre esas aguas internacionales, que se extienden tres millas (4,8 km) más allá de su mar territorial de 12 millas (19,3 km), una reclamación que es incompatible con el derecho internacional”, explicaron en un comunicado de prensa.

“La Armada de EEUU lleva a cabo operaciones de libertad de navegación en todo el mundo para demostrar el compromiso de los Estados Unidos de defender los derechos, las libertades, el acceso y los usos legítimos de las aguas internacionales y el espacio aéreo garantizado a todas las naciones”, remarcó el informe oficial.

El 23 de junio, Estados Unidos lanzó una operación similar con el buque de guerra “Nitze (DDG 94)” , un ejercicio que Caracas tildó de “provocación” informando que la nave se acercó a 30 millas de la costa. Estados Unidos sostiene que la marina operó en aguas internacionales, fuera de las 12 millas náuticas que son jurisdicción venezolana.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!