Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Desde el último trimestre del 2019, el mundo se enteró del surgimiento de una nueva enfermedad que ataca al sistema respiratorio, la cual tiene un alto grado de contagio si no es debidamente atendido el paciente infectado, México no fue exento de presentar casos del virus SARS-CoV-2 (COVID-19).

Por lo que el Consejo de Salubridad General máxima autoridad en la materia coordinó con el resto de instituciones federales la necesidad de preparar equipos, instalaciones y personal para combatir esta pandemia, una de estas, la Secretaría de Marina – Armada de México, organizo y configuro su logística en el marco del Plan Marina con nueve Hospitales Navales para la atención de Covid-19, además de buques y aeronaves. 

Bajo este complicado contexto el escuadrón aeronaval 0-31, con base en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al que se le considera del tipo “mixto”, es decir conformado por cinco aeronaves configuradas como ambulancias aéreas divididos en: Ala fija (aviones Learjet de las series L45 y L31, además de los Beechcraft 350 King Air), mientras que por las aeronaves de ala rotativa (helicópteros Airbus H225M y AS-565MBe “Panther”), dependiendo de las necesidades de la situación y las distancias a recorrer.

“Como todos los vuelos de ambulancia aérea siempre es una gran satisfacción realizar vuelos en los que se apoye a la población civil y más en esta contingencia” menciono el Capitán de Corbeta del Cuerpo General Piloto Aviador Oscar Martínez Cruz, egresado de la Escuela de Aviación Naval y certificado por la empresa FlightSafety International.

El Learjet 45 cuenta con una autonomía de vuelo de 5 horas suficientes para trasladar uno o dos pacientes a un hospital con mayor nivel de especialidad, las diferentes ambulancias aéreas no solo prestan auxilio al personal de la Armada de México, en caso de ser necesarias, también lo hacen en el marco del Plan Marina de auxilio a la población en caso de desastre o como apoyo a menores con quemaduras que poner en riesgo su vida trasladándolos a Galveston, en los Estados Unidos.

Tripulaciones, aviones y helicópteros de este escuadrón aeronaval se muestran orgullosos de contar con la satisfacción de salvar vidas en tiempos en que en otro medio de transporte resultaría insuficiente para atender satisfactoriamente las diversas emergencias.

El diferente material de vuelo con el cual están dotados, cumple con rigurosas inspecciones mecánicas, planes de mantenimiento para estar siempre operativos y gracias al equipo de mecánicos, eléctricos, abastecedores es que el Escuadrón 0-31 se encuentra listo para despegar las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 345 días del año, en donde se requiera de su presencia.

“El Piloto de traslados aéreos no requiere de algún proceso especial de calificación, es un vuelo como cualquier otro, simplemente se requiere que las oficiales de traslados aéreos nos den especificaciones de temperaturas, presiones barométricas que el paciente debe llevar durante el vuelo”, agrego el Capitán Martínez, al ser cuestionado sobre el perfil del piloto de ambulancia aérea.

La Teniente de Corbeta, Servicio de Sanidad Naval, Licenciada Enfermera Lakhvir Singh Ortega detalla que el Learjet 45 configurado como ambulancia aérea tiene la capacidad de transportar un solo individuo, dentro de la capsula de aislamiento diseñada para pacientes con el virus SARS-CoV-2 (COVID-19), así mismo cuenta con lo necesario para abordar una camilla con la paciente y la incubadora de ser necesario, en un código “Mater”.

El escuadrón ya cuenta con la experiencia de traslado de pacientes con Covid-19; cuando se recibe la voz de alerta para este tipo de operación se prepara la tripulación básica la cual está conformada por: Piloto, Copiloto, Oficial del traslado (Enfermera de vuelo o Médico especialista en Medicina aeroespacial), Mecánico (en caso de ser requerido), y el paciente, el cual si se llegara a tratar de un menor puede ser acompañado por uno de los padres.

Como parte del protocolo de activación de la ambulancia aérea la tripulación realiza una junta de coordinación (breafing), donde se analiza el tipo traslado, el perfil del paciente junto con su gravedad, equipando el avión con los insumos necesarios, considerando los aparatos electromedicos como son: monitores de signos vitales, desfibriladores, bombas de infusión, etc.

Para el caso de paciente Covid, de la misma forma como si fuera un hospital convencional el avión y los miembros de la tripulación se preparan con un equipo personal de protección por capas que incluyen cubre bocas, pijama quirúrgica, bata, overol, guantes, gorro, caretas, gafas protectoras (goggles), para poder desempeñar con absoluta seguridad la operación. 

Actualmente la instituciones cuenta con aproximadamente 40 capsulas para el traslado de pacientes graves, construidas por personal naval, diseñadas de tamaño estándar de adulto la cual también puede emplearse para pacientes pediátricos.

Es así como esta honorable institución colabora en la lucha contra la pandemia provocada por el covid19.

El Escuadrón Aeronaval 0-31 más que un equipo, se considera una pequeña familia que necesita de cada uno de sus integrantes para salir avante de esta terrible situación que azota a México.


Proceso de abordaje de la capsula de aislamiento 

Cabina de pasajeros del Learjet 45 con la capsula de aislamiento para pacientes con el virus SARS-CoV-2 (COVID-19), instalada.
 Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!