Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En el marco de la operación antinarcóticos que los Estados Unidos está llevando a cabo en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico, el destructor USS Halsey de la Armada de EE.UU. realizó el pasado 11 de Julio maniobras navales con dos unidades de la Armada del Ecuador.

El USS Halsey (DDG 97) realizó un ejercicio tipo PASSEX con las corbetas misileras ecuatorianas BAE Manabi (CM-12) y BAE Loja (CM-16). El encuentro bilateral fue planificado y ejecutado en un entorno COVID-19, donde se practicaron todos los protocolos de bioseguridad establecidos y ayudó a fortalecer la preparación táctica, el comando y control operacional.

El desarrollo de estos ejercicios fue confirmado mediante mensajes y fotografías publicadas en las redes oficiales de las Fuerzas Navales del Comando Sur que mostraron los poderosos buques de guerra en formación frente a las costas ecuatorianas.

El USS Halsey es un destructor de la clase Arleigh Burke, unos buques multimisión altamente capaces y pueden llevar a cabo una variedad de operaciones, desde presencia en tiempo de paz y gestión de crisis hasta control del mar y proyección de poder, todo en apoyo de la estrategia militar de los Estados Unidos. 

Los destructores de misiles guiados son capaces de combatir simultáneamente batallas aéreas, superficiales y submarinas. El buque contiene innumerables armas ofensivas y defensivas diseñadas para satisfacer las necesidades de defensa marítima hasta bien entrado el siglo XXI.


La clase Arleigh Burke de destructores de misiles guiados (DDG) es una clase de destructores de la Armada de los Estados Unidos construida alrededor del Sistema de Combate Aegis y el radar de barrido electrónico multifunción SPY-1D.

El destructor de clase Arleigh Burke está armado con 56 misiles de crucero Raytheon Tomahawk, con una combinación de misiles de ataque terrestre (TLAM) y misiles antibuque con guía inercial además de misiles antiaéros Standard SM-2MR bloque 4.

Cabe recordar que a principios de abril, Donald Trump anunció que Estados Unidos lanzó la operación antidrogas más grande y jamás vista en el hemisferio occidental, con un impresionante despliegue naval y aéreo, con el fin de impedir que regímenes dictatoriales se aprovechen de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 e inunden de narcóticos las calles estadounidenses. 

“Hoy, Estados Unidos está lanzando nuevas operaciones antinarcóticos en el hemisferio occidental para proteger al pueblo estadounidense del flagelo mortal de los narcóticos ilegales. No debemos permitir que los cárteles de la droga exploten la pandemia para amenazar la vida de los estadounidenses", declaró el mandatario durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El presidente agregó que, en cooperación con 22 naciones asociadas, el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de EE.UU. aumentará la vigilancia, la interceptación y la incautación de los envíos de drogas y brindará apoyo adicional para los esfuerzos de erradicación que se están llevando a cabo en este momento a "un ritmo récord".

"Estamos desplegando destructores adicionales de la Armada, barcos de combate, aviones y helicópteros, patrulleras de la Guardia Costera y aviones de vigilancia de la Fuerza Aérea, duplicando nuestras capacidades en la región", detalló en su momento Trump.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!