Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

(Roberto García H) -Los aviones AC-47T Fantasma de la Fuerza Aérea Colombiana han sido protagonistas de muchas historias y hazañas durante varias décadas de múltiples operaciones contra los grupos terroristas; misiones donde sus tripulaciones han defendido con ahínco a valientes soldados y policías colombianos que han sufrido la cruenta y despiadada violencia de los grupos guerrilleros. Pero uno de ellos tiene una historia un poco más particular que resaltamos hoy 6 de junio, cuando se cumple un nuevo aniversario de una de las operaciones militares más importantes de la historia y que cambió el rumbo del mundo: El desembarco de Normandía.

El protagonista de esta historia es el "Avión Fantasma" de matrícula FAC1667, el cual participó en la Operación Overlord, una gigantesca maniobra militar efectuada por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial que culminó con la liberación de los territorios de Europa occidental ocupados por la Alemania nazi. 

La operación dio comienzo el 6 de junio de 1944, más conocido como el Día D, con el desembarco anfibio más grande del mundo que involucró a cinco mil embarcaciones y un asalto aerotransportado llevado a cabo por mil doscientas aeronaves. 

Una de ellas era el venerable FAC1667 que en ese momento portaba el registro 2100589 del Ejército de los Estados Unidos y las famosas franjas blancas y negras que diferenciaban a los aviones aliados que participaban en la invasión de las aeronaves alemanas del Tercer Reich.

La misión de la aeronave era remolcar un planeador Waco CG-4A desde el aeropuerto de Reamsbori en Inglaterra hasta la zona de aterrizaje W en el noroccidente de Sant-Megry-Gli en la península de Contentin, Francia, con unidades del Batallón Antiaéreo Aerotransportado 80 y suministros para reforzar a la División Aerotransportada 82, quienes asegurarían los corredores de movilidad de las tropas desembarcadas en la playa de Utah durante la operación Neptuno.



A diferencia de centenares de C-47 que esa noche resultarían averiados o derribados, el 2100589 llevó a cabo la misión con daños mínimos, lo que le permitió seguir participando en otras misiones logísticas y de asalto aerotransportado, apoyando el esfuerzo bélico de los Estados Unidos en su avance por el teatro de operaciones europeo y el frente occidental.

Como miles de aviones que participaron en la Segunda Guerra Mundial esta aeronave fue almacenada en el depósito de aviones ubicado en la Base Aérea de Davis Monthan, donde estuvo almacenado bajo el inclemente sol del estado de Arizona por más de 60 años hasta que fue seleccionado para tener una nueva vida operando en Colombia.

El 15 de Enero del 2002, el ahora FAC1667 fue entregado a la Fuerza Aérea Colombiana totalmente modernizado al estándar AC-47T "Fantasma", portando tecnología, armamento y aviónica de última generación que lo convertiría en una valiosa herramienta de las Fuerzas Armadas de Colombia para doblegar la voluntad de lucha de los numerosos grupos terroristas que hacían presencias en distintas zonas del país y sirviendo para lograr un punto de inflexión en la dinámica del conflicto interno colombiano en esa época.

Bajo esta configuración diseñada por la empresa Basler Turbo Conversions, el veterano del Desembarco de Normandía fue dotado con dos ametralladoras GAU-19 de calibre 0.50, una mira holográfica especial para el piloto, sistema FLIR, lanzador de bengalas para la defensa antimisil y bengalas LUV-2A/B para la iluminación nocturna.

También se les cambió los viejos motores a pistón R-1830 de 1.200 caballos de fuerza por motores turbohélice PT6A-67R, se le incorporó nuevas hélices de cinco palas, modificación en las alas y superficies de control, capacidad de carga mejorada en un 43%, espacio interior incrementado en un 35% (fuselaje extendido y reforzado), nuevos sistemas de combustible, hidráulicos, eléctricos, aviónica, instalación de sistemas de protección contra la formación de hielo, entre otros aspectos que en su conjunto mejoraron la seguridad y las capacidades de las aeronaves.

Hoy en día este veterano de la Segunda Guerra Mundial y de centenares de batallas en el conflicto interno colombiano sigue operando desde la Base Aérea Germán Olano (Palanquero) con el Escuadrón de Combate 112 del Comando Aéreo de Combate N°1 de la Fuerza Aérea Colombiana, cumpliendo con valiosas misiones para resguardar la soberanía y seguridad de los colombianos, las cuales continuarán por muchos años más.

Fuentes: Revista Aeronáutica / TC Ricardo Torres
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]