Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El gobierno de Estados Unidos aumentó este miércoles 18 de junio las recompensas por información que conduzca al arresto y / o condena de Seuxis Hernández-Solarte, también conocido como "Jesús Santrich", y Luciano Marín Arango, también conocido como "Iván Márquez". Ambos son antiguos líderes de las FARC que abandonaron el proceso de paz y tienen una larga historia de participación en actividades de tráfico de drogas, lo que resultó en sus acusaciones penales.

El Departamento de Estado de EE. UU. anunció que pagará hasta 10 millones de dólares por estos dos líderes terroristas, anteriormente la DEA había ofrecido hasta 5 millones de dólares por los dos fugitivos. “Estados Unidos valora su asociación con Colombia. Continuaremos los fuertes esfuerzos de intercambio de información y desarrollo de capacidades de las fuerzas del orden público de Estados Unidos y Colombia, que son esenciales para interrumpir y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales que operan en la región. También compartimos la preocupación de Colombia de que el régimen de Maduro está brindando apoyo a grupos armados ilegales de Colombia”, afirmó Mike Pomeo.

Estas recompensas se ofrecen bajo el Programa de Recompensas de Narcóticos (NRP) del Departamento de Estado. Más de 75 traficantes de narcóticos importantes han sido llevados ante la justicia bajo el NRP desde que comenzó en 1986. El Departamento ha pagado más de $ 130 millones en recompensas por información que condujo a esas detenciones.

"Estas acciones demuestran el compromiso del Departamento de apoyar los esfuerzos de aplicación de la ley y todo un enfoque gubernamental para combatir el tráfico de drogas y el crimen organizado transnacional" aseguró el Departamento de Estado en un comunicado.

El anuncio de la recompensa por 'Santrich' y 'Márquez' coincide con lo dicho ayer por el presidente Iván Duque sobre la disminución de los cultivos de matas de coca en el país durante el 2019.

Según el Sistema de Monitoreo de Naciones Unidas, el año pasado se detectaron en Colombia 154.000 hectáreas de narcocultivos, lo que equivale a una disminución del 9 por ciento con respecto a 2018.

Márquez, número dos de las FARC y jefe negociador de los terroristas en el acuerdo de paz de 2016, fue expulsado el 4 de octubre pasado del tribunal especial de paz de Colombia por haber vuelto a tomar las armas, con lo cual perdió los beneficios de la justicia transicional y pasó a ser considerado fugitivo de la justicia ordinaria.

Santrich ya había sido expulsado de ese mismo tribunal el 13 de septiembre. A finales de agosto, ambos guerrilleros aparecieron en un video publicado en redes sociales vestidos con prendas militares junto a otros 17 disidentes para anunciar que retomaban las armas, aduciendo "traición del Estado" a lo pactado con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.

En un vídeo divulgado en internet, en el que aparecieron al lado de una veintena de hombres armados con fusiles, Márquez y Santrich afirmaron que la decisión de volver a las armas "es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana" y asegura que buscarían alianzas con el ELN. 

Y añadió: “nunca fuimos vencidos, ni derrotados ideológicamente, por eso nuestra lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas, nos reclamamos herederos del legado de Manuel Marulanda Vélez. Somos la continuación de la gesta que se iniciará en Marquetalia en 1964”.

Márquez calificó como un acto ingenuo de la guerrilla de las Farc-EP el desarme. “Desde el acuerdo de paz de La Habana y el desarme ingenuo de la guerrilla a cambio de nada, no cesa la matazón, más de 500 líderes y más de 150 guerrilleros han sido asesinados”

En la declaración el líder terrorista afirmó que el nuevo grupo que toma el nombre y símbolos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), no tiene como objetivo soldados ni policías "respetuosos de los intereses populares", sino que será "esa oligarquía excluyente y corrupta, mafiosa y violenta que cree que puede seguir atrancando la puerta del futuro de un país". 

En ese sentido asegura: "Una nueva modalidad operativa conocerá el Estado. Sólo responderemos a la ofensiva". Igualmente prometen su "desmarque total de las retenciones con fines económicos", en una aparente referencia a los secuestros, pero buscarán "el diálogo con empresarios, ganaderos, comerciantes y la gente pudiente del país, para buscar por esa vía su contribución al progreso de las comunidades rurales y urbanas".

El actual gobierno colombiano de Iván Duque sostiene que Márquez y Santrich se ocultan en Venezuela, donde según versiones oficiales también encontraron refugio líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa reconocida en Colombia. 
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]