Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La Armada de Venezuela, a través de la Dirección Naval de Logística, realizó la recuperación funcional del patrullero de costa Albatros (PG-33), de la Clase Point. Luego de 3 años de inoperatividad, el buque de fabricación estadounidense pasó por un mantenimiento a su casco, cubierta, fue remotorizado y se actualizaron sus sistemas de navegación.

El Patrullero de Costa Albatros fue donado por el gobierno de Estados Unidos a la Armada venezolana en la década de los 90 junto a tres unidades de la misma clase (el Petrel [PG-31], el Alcatraz [PG-32] y el Pelicano [PG-34]), que fueron dadas de baja por el Cuerpo de Guardacostas de EE.UU. (US Coast Guard - USCG).

Las lanchas patrulleras Clase Point se construyeron apartir de la década de 1960 en Estados Unidos para cubrir las necesidades de la Guardia Costera que requería una nave rápida, robusta, altamente maniobrable y capaz de funcionar con mar gruesa, para cumplir misiones de búsqueda y rescate (SAR), aplicación de la ley marítima, y de interdicción de drogas ilegales.

El casco es de acero pero su estructura es totalmente de aluminio, lo que le da una buena relación peso/ potencia, y unas excelentes cualidades marineras. Su armamento fijo lo componen dos ametralladoras Browning de 12,7 mm instaladas en proa a ambos lados de la superestructura. Se construyeron un total de 80 unidades de lanchas clase Point 82 pies que, gracias a mejoras graduales que se fueron incorporando (como la remotorización adoptando los motores Caterpillar comerciales), permanecieron en servicio en la USCG durante 30 años. 
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]