Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La empresa Virgin Orbit falló este lunes en su primer intento de lanzar un cohete desde un avión a 10.000 metros de altitud, según anunció la compañía.

En este vuelo de prueba estaba previsto que, después de despegarse del avión que lo transportaba, el cohete se impulsara hasta la órbita terrestre, pero hubo un fallo. "La misión terminó poco después del inicio del vuelo", dijo en Twitter Virgin Orbit.

Esta joven empresa espacial, fundada en 2012 por el millonario británico Richard Branson, busca ofrecer un servicio de lanzamiento flexible y rápido a los operadores de pequeños satélites (300 a 500 kilos), un mercado en pleno ascenso.

El cohete de Virgin Orbit, una máquina de 21 metros de largo llamada LauncherOne, no está diseñado para elevarse en una posición vertical, sino que va atado a la parte inferior de un ala de Cosmic Girl, un Boeing 747 convertido.

Cuando la operación alcanza la altura requerida, el avión libera al cohete, que se impulsa al encender su propio motor y sube a la órbita de la Tierra para dejar su carga en el espacio. La fase inicial de la prueba funcionó después de que Cosmic Girl despegara del aeropuerto del desierto de Mojave, donde varias empresas áreas tienen su sede.

"¡Cosmic Girl ha liberado a LauncherOne!", dijo la empresa en Twitter. "Hemos confirmado una liberación limpia desde el avión", agregó tres minutos más tarde, pero hizo notar que la misión había terminado.

Horas después, la compañía dio más detalles. "LauncherOne mantuvo la estabilidad después del lanzamiento, y encendimos el motor de la primera etapa, NewtonThree. Entonces ocurrió una anomalía en la primera fase del vuelo. Sabremos más a medida que nuestros ingenieros analicen la montaña de datos que recogimos hoy".  

“Nuestro equipo realizó sus operaciones de prelanzamiento y vuelo con una habilidad increíble hoy. Los vuelos de prueba están instrumentados para generar datos y ahora tenemos un tesoro de eso. Cumplimos muchos de los objetivos que nos propusimos, aunque no tantos como nos hubiera gustado”, dijo el CEO de Virgin Orbit, Dan Hart.

“Sin embargo, hoy dimos un gran paso adelante. Nuestros ingenieros ya están estudiando detenidamente los datos. Nuestro próximo cohete está esperando. Aprenderemos, nos adaptaremos y comenzaremos a prepararnos para nuestra próxima prueba, que se realizará pronto”, comenta Hart.

El próximo cohete de la compañía se encuentra en las etapas finales de integración en sus instalaciones de fabricación de Long Beach, con media docena de otros cohetes para misiones posteriores no muy lejanas. La decisión de Virgin Orbit de comenzar la producción de múltiples cohetes mucho antes de este vuelo de prueba permitirá al equipo avanzar al siguiente intento a un ritmo significativamente más rápido, poco después de realizar las modificaciones necesarias en el sistema de lanzamiento.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]