Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, volvió a apuntar contra China por el origen del nuevo coronavirus, específicamente sobre el Laboratorio Nivel 4 de Wuhan. "Hay una enorme cantidad de pruebas de que es allí donde comenzó", dijo a la cadena ABC, aunque se negó a decir si creía que el virus había sido liberado intencionalmente.

Para el funcionario estadounidense, China “hizo todo lo posible para asegurarse de que el mundo no se enterara a tiempo” sobre COVID-19. “Fue un clásico esfuerzo de desinformación comunista”, sentenció. 

“Creo que todo el mundo puede verlo ahora. Recuerden, China tiene un historial de infectar al mundo y administrar laboratorios de baja calidad”, dijo Pompeo.

Pompeo, además, denunció que “el Partido Comunista Chino sigue bloqueando el acceso a sus laboratorios al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente”."Tenemos que entrar ahí. Todavía no tenemos las muestras del virus que necesitamos", agregó.

El secretario de Estado, además, prometió que los EEUU buscarán que el gobierno de Xi Jinping se haga responsable: “China creó un riesgo enorme. El presidente Trump fue muy claro, vamos a hacer que los responsables rindan cuentas, y lo haremos cuando nosotros decidamos".

Días atrás, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apuntó contra Pekín y dijo que había visto pruebas de que el virus se originó en el laboratorio chino. Cuando le preguntaron qué información había visto para pensar con un alto grado de confianza que el origen del brote fue el laboratorio, respondió: "No puedo decirles eso, no tengo permitido decirles eso".

El presidente Donald Trump ha criticado repetidas veces el papel del gobierno Chino en la pandemia, que ha infectado a casi 3,5 millones de personas y ha matado a más de 240.000 en todo el mundo. Según Trump, Beijing ocultó información importante sobre el brote, por lo que le exigió que se hiciera “responsable”.

A pesar de estas declaraciones, el pasado jueves, la Oficina del Director Nacional de Inteligencia indicó que el virus "no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente". "La comunidad de inteligencia también está de acuerdo con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente", señaló la agencia en un comunicado.

"La comunidad de inteligencia continuará examinando rigurosamente la información y la inteligencia emergentes para determinar si el brote comenzó a través del contacto con animales infectados, o si fue el resultado de un accidente en un laboratorio en Wuhan", añadió.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]