Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El comandante de la Armada de Colombia, Evelio Ramírez, anunció este martes el retiro de un coronel, un capitán, tres suboficiales y nueve infantes después que el pasado 9 de mayo se incautaran tres embarcaciones de ese cuerpo castrense en las aguas del río Orinoco, en territorio venezolano.

Durante una rueda de prensa, Ramírez explicó que durante las investigaciones internas "se encontraron fallas en la responsabilidad de mando, planeamiento, control y supervisión" por parte de un coronel de infantería de Marina, comandante del Batallón de Infantería número 51 y un capitán de Infantería que se desempeñaba como jefe de operaciones, así como los suboficiales e infantes que tripulaban las lanchas al momento del incidente.

Respecto a las acciones de Comando adelantadas con ocasión de los hechos ocurridos en horas de la madrugada del pasado 9 de mayo, cuando tres botes de la Armada de Colombia que se encontraban en un dispositivo de control fluvial en frontera con Venezuela fueron arrastrados por aguas del río Orinoco hasta territorio de ese país, la Institución Naval informó que:

Como resultado de las actuaciones adelantadas en forma paralela a las investigaciones disciplinaria y penal, se logró evidenciar el incumplimiento de los procedimientos tácticos fluviales por parte de la tripulación del Elemento de Combate Fluvial No.51-2, lo que condujo que al momento de presentarse la emergencia, no estuvieran en capacidad de actuar de manera oportuna. Por lo anterior, el Mando Naval adoptó las decisiones administrativas de retiro de los tres Suboficiales y los nueve Infantes de Marina Profesionales, responsables directos de la integridad de las Unidades en el momento de los hechos.

Respecto a las omisiones y fallas relacionadas con las responsabilidades de mando, planeamiento, control y supervisión, se decide retirar del servicio activo al Teniente Coronel de Infantería de Marina Comandante del Batallón de Infantería de Marina No. 51, y al Capitán de Infantería de Marina Jefe de la Sección de Operaciones y Comandante de las Unidades Fluviales de ese Batallón, Unidad de la que es orgánica el Elemento de Combate Fluvial 51-2.

Estas decisiones administrativas de retiro se adoptan ante la grave afectación del servicio como consecuencia de los hechos ocurridos.

Adicionalmente, y con el propósito de determinar la responsabilidad disciplinaria en esta u otras instancias, y si los hechos ocurridos se dieron por dolo o culpa, se continuará con el desarrollo de la investigación.

La Armada de Colombia continuará adelantando las acciones que a este nivel correspondan para lograr la devolución del material. Así mismo, mantendrá las capacidades operacionales en la jurisdicción de la Fuerza Naval del Oriente para el cumplimiento de la misión en zona de frontera. resultado de las actuaciones adelantadas en forma paralela a las investigaciones disciplinaria y penal, se logró evidenciar el incumplimiento de los procedimientos tácticos fluviales por parte de la tripulación del Elemento de Combate Fluvial No.51-2, lo que condujo que al momento de presentarse la emergencia, no estuvieran en capacidad de actuar de manera oportuna. Por lo anterior, el Mando Naval adoptó las decisiones administrativas de retiro de los tres Suboficiales y los nueve Infantes de Marina Profesionales, responsables directos de la integridad de las Unidades en el momento de los hechos.

Respecto a las omisiones y fallas relacionadas con las responsabilidades de mando, planeamiento, control y supervisión, se decide retirar del servicio activo al Teniente Coronel de Infantería de Marina Comandante del Batallón de Infantería de Marina No. 51, y al Capitán de Infantería de Marina Jefe de la Sección de Operaciones y Comandante de las Unidades Fluviales de ese Batallón, Unidad de la que es orgánica el Elemento de Combate Fluvial 51-2. 

Estas decisiones administrativas de retiro se adoptan ante la grave afectación del servicio como consecuencia de los hechos ocurridos.

Adicionalmente, y con el propósito de determinar la responsabilidad disciplinaria en esta u otras instancias, y si los hechos ocurridos se dieron por dolo o culpa, se continuará con el desarrollo de la investigación.

La Armada de Colombia continuará adelantando las acciones que a este nivel correspondan para lograr la devolución del material. Así mismo, mantendrá las capacidades operacionales en la jurisdicción de la Fuerza Naval del Oriente para el cumplimiento de la misión en zona de frontera.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]