Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El Comando Conjunto de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Venezuela desplegó en las últimas horas una batería del moderno sistema de misiles antiaéreos de origen ruso Buk-M2E en la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda (también llamada informalmente Base Aérea La Carlota), que está ubicada en todo el corazón de Caracas.

Este movimiento militar se realiza horas antes que Juan Guaidó -el actual presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y parcialmente reconocido como presidente encargado de Venezuela- llegue al país luego de una gira internacional en la cual se reunió con importantes figuras políticas mundiales y presidentes de varias naciones, entre los que se destaca el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Los Buk-M2E fueron avistados por ciudadanos venezolanos que publicaron ayer imágenes de su llegada a una de las bases más estratégicas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en un comvoy compuesto por vehículos especializados para disparar los misiles, otros amunicionadores con ojivas adicionales, uno de comando y otro que porta el radar de vigilancia y exploración.

Esta moderna arma es capaz de derribar aviones y helicópteros de diferentes tipos: tanto aeronaves de asalto como los novedosos cazas y bombarderos estratégicos. Además, los proyectiles del sistema ruso son eficaces contra misiles balísticos, de crucero y bombas aéreas guiadas. Los fabricantes también aseguran que es invulnerable ante las interferencias radioelectrónicas que pueda utilizar un supuesto enemigo.

Cada batería de este sistema de defensa que forma parte del Comando de Defensa Aeroespacial Integral de Venezuela dispone de cuatro misiles que pueden alcanzar blancos hasta 42 kilómetros de distancia y 24 kilómetros de altura; los cuales se guían de forma semi-activa, es decir: tras el disparo es necesario seguir señalando el objetivo por el radar mientras el misil se acerca. 

Un despliegue inédito y lleno de suspicacias

El despliegue de este tipo de armamento a un lugar tan céntrico y emblemático de la capital venezolana es inédito y ha despertado suspicacias, en momentos que se espera la llegada del líder opositos Juan Guaidó al país. Según medios locales, el diputado volverá a las 3 de las tarde por el Aeropuerto Internacional Maiquetía, luego de una gira internacional, donde será recibido por un grupo de diputados leales a su causa.

El parlamentario y presidente encargado inició su periplo el pasado 18 de enero en Bogotá. En la capital colombiana se reunió con el presidente Iván Duque, además de participar en la III Cumbre Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo. Allí sostuvo un encuentro con funcionarios de la administración de Donald Trump, entre ellos el secretario de Estado, Mike Pompeo y el enviado especial para Venezuela, Elliot Abrams.

De Colombia partió a Londres donde se reunió con el primer ministro Boris Johnson; a Bruselas para una reunión con el alto representante de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell; estuvo en el Foro Económico de Davos; viajó después a París donde lo recibió el presidente francés, Emmanuel Macron y cerró su gira por Europa con un encuentro de la diáspora venezolana en Madrid, España.

De esta última ciudad partió a Canadá para encontrarse con el primer ministro Justin Trudeau, para posteriormente viajar a Estados Unidos, donde primero se reunió con venezolanos en Miami y luego voló a Washington.

En la capital estadounidense participó como invitado del discurso del Estado de la Unión de Donald Trump ante el Congreso; visitó la Casa Blanca para conversar con Trump y verse posteriormente con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el secretario de Estado, Mike Pompeo y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Guaidó solicitó este lunes, 10 de febrero, mayor presión de las y los venezolanos; unidad y compromiso para forzar como la “única solución” a la crisis venezolana, las elecciones presidenciales libres.

El sistema de defensa aérea venezolano

Venezuela posee el sistema de defensa antiaérea más desarrollado de toda América Latina. Además del Buk, Caracas dispone de otras unidades, incluidos Pechora-2M y Antei-2500; mientras tanto, las fuerzas terrestres utilizan los cañones antiaéreos remolcados ZSU-23-2M y los 9K38 Igla portátiles. 

En 2016, el país sudamericano completó la reforma de la estructura organizativa de las tropas de defensa aérea, creando cinco brigadas tras la conclusión de un largo período de compra de armas modernas rusas por parte del Presidente Hugo Chávez.

El suministro de equipamientos y armas permitió al Comando Conjunto de Defensa Aeroespacial - CODAI (Comando de Defensa Aeroespacial Integral) iniciar en junio de 2014 la reorganización de la estructura organizacional en cinco brigadas de defensa aérea: 19ª (localización de Maracaibo), 29ª (El Sombrero), la 39ª (Caracas), la 49ª (Barcelona), la 59ª (Bolívar) y una brigada de apoyo material.

Cada brigada incluye dispositivos de detección y control de radar, así como artillería antiaérea y sistemas de misiles antiaéreos. En el año 2008 a junio de 2014, las fuerzas armadas venezolanas recibieron hasta 300 sistemas remolcados de colecciones antiaéreas ZU-23 / 30M1-4 de 23 mm, varios cientos de MANPADS "Igla-S", al menos 11 baterías del Pechora S-125- 2M de defensa aérea, 12 sistemas de defensa aérea Buk-M2E y hasta una batería S-300VM Antey-2500.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!