La Fuerza Aérea de los Estados Unidos ha volado finalmente su novedoso caza de combate sigiloso F-35A en combate, al utilizar dos de los aviones para eliminar una red de túneles y un almacen de armas del grupo terrorrista ISIS en Irak el 30 de abril.

Los ataques aéreos que se llevaron a cabo el pasado martes, se convierten en el bautizo de fuego de los F-35A de la Fuerza Aérea los Estados Unidos y suceden luego del empleo de combate de los F-35As de las Fuerzas de Defensa de Israel en mayo de 2018 y de los F-35B del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos en septiembre de 2018.

Según el Comando Central de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (AFCENT), el ataque aéreo ocurrió en Wadi Ashai, en el noreste de Irak. Un comunicado de prensa de esa unidad declaró que los combatientes del Estado Islámico "estaban intentando trasladar municiones, equipos y personal" a esa localidad para "establecer las condiciones para su resurgimiento", lo que provocó una contraofensiva de las fuerzas de seguridad iraquíes, que recibió apoyo por la Fuerza de Tarea Conjunta Combinada - Operación Inherent Resolve.

"Los F-35A llevaron a cabo el ataque aéreo utilizando bombas inteligentes JDAM para atacar una red de túneles de Daesh y un escondite de armas en las montañas de Hamrin, un lugar capaz de amenazar a las fuerzas amigas", declaró el comunicado de AFCENT, que utilizó el nombre alternativo con el que también se conoce a ISIS.

"Tenemos la capacidad de recopilar, fusionar y transmitir tanta información, que hacemos que cada avión amigo sea más letal", dijo el teniente coronel Yosef Morris, comandante del Cuarto Escuadrón de Combate y piloto del F-35A. "Eso, combinado con una tecnología de baja observación, nos permite complementar realmente cualquier paquete de fuerzas combinadas y estar preparado para soportar las contingencias de nuestra área de responsabilidad".

Los F-35A recientemente desplegados desde la Base de la Fuerza Aérea de Hill, Utah, se unieron al equipo de Componente Aéreo de Fuerzas Combinadas en el área de operaciones del Comando Central de los EE.UU. el pasado 15 de abril. Esto marca el tercer despliegue del F-35A al extranjero y el primero en el área de operaciones del CENTCOM. 

En preparación para el despliegue, las tripulaciones se prepararon y entrenaron  en el famoso ejercicio de combate aéreo Red Flag: "Hemos tenido éxito en dos ejercicios de Red Flag y ya nos hemos desplegado en Europa y Asia", aseguró Morris. "Nuestros aviadores están listos y estamos emocionados de estar aquí". 

Red Flag es el principal ejercicio de entrenamiento de combate aire-aire de la Fuerza Aérea de los EE. UU, en el cual participan aviones de las fuerzas armadas de los Estados unidos y las naciones aliadas.

Una de las características principales del diseño del F-35A es su capacidad para mejorar las capacidades de otras aeronaves en el campo de batalla. "El F-35A tiene sensores en todas partes, tiene un radar avanzado y está reuniendo y fusionando toda esta información del espacio de batalla en tiempo real", dijo Morris. "Ahora tiene la capacidad de tomar esa información y compartirla con otros F-35 u otras aeronaves de cuarta generación en el mismo paquete que también puede ver la imagen integrada del campo de batalla".

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua