La mítica e impenetrable Área 51, rodeada de toda clase de secretos y leyendas del mundo de la aviación militar fue testigo del sobrevuelo de un avión ruso este 28 de marzo. El hecho resulta curioso al ser —junto a la Casa Blanca— uno de los espacios aéreos mejor protegido y resguardado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Pero, ¿por qué el país norteamericano permitió esto?

Esto fue posible gracias al Tratado de Cielos Abiertos, que permite a los países firmantes realizar vuelos de observación sobre los territorios de cada uno. En esta ocasión ha sido el avión ruso Tu-154M LK-1 el que voló sobre algunos de los lugares más secretos de EEUU.

Los rusos están operando su aeronave Tu-154M configurada para vuelos de vigilancia configurados con equipos de toma de imágenes y con observadores de Estados Unidos a bordo, quienes se aseguran que la tripulación rusa cumpla con todos los parámetros del acuerdo.

Esta serie de vuelos de “cielos abiertos” se están llevando a cabo desde el aeropuerto Great Falls, Montana; lugar desde donde parten hacia una gran cantidad de puntos estratégicos en la parte occidental de los Estados Unidos, incluido el Campo de Pruebas y Entrenamiento Nellis (NTTR por sus siglas en inglés) en el sur de Nevada, hogar del Área 51.

Este lugar es conocido porque es precisamente aquí donde EEUU puso a prueba sus equipos militares más avanzados y secretos, incluido el primer bombardero furtivo F-117 y el avión de reconocimiento U-2.

Luego de volar sobre el Área 51, el Tupolev ruso se dirigió directamente hacia la base aérea Edwards AFB antes de serpentear alrededor de Fuerte Irwin del Ejército, luego a la Estación Naval de China Lake y posteriormente a la base aérea de Creech en Nevada, hogar de los famosos drones MQ-9 Reaper.

El Tratado de Cielos Abiertos entró en vigor el 1 de enero de 2002 y actualmente cuenta con 34 Estados Miembros. Establece un programa de vuelos de vigilancia aérea sin armamento sobre el territorio de todos los países participantes. El tratado está diseñado para mejorar el entendimiento y confianza entre todos los participantes, independientemente de su tamaño, mediante la obtención de información sobre los efectivos y operaciones militares que puedan afectarles. El Tratado de Cielos Abiertos constituye uno de los mayores esfuerzos internacionales en pos de la transparencia militar.

Tanto Rusia como EE.UU. son signatarios del Tratado de Cielos Abiertos firmado en 1992, y desde ese entonces más de 1.200 vuelos se han llevado a cabo, lo que contribuye a la verificación del cumplimiento de los acuerdos de control de armas, de acuerdo con la Agencia de Defensa para la Reducción de Amenazas de EE.UU.

Sin embargo, altos funcionarios militares y de Inteligencia de Estados Unidos temen que Rusia, mediante dichos vuelos, logre recabar datos de Inteligencia sobre la nación norteamericana.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua