La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) está revisando seriamente los tiempos de servicio de sus flotas de bombarderos. En la más reciente solicitud de presupuesto fiscal del año 2019, esta institución planea retirar de manera prematura sus bombarderos B-1 "Lancer" y B-2 "Spirit" para hacer espacio a lo que sería una nueva y ultramoderna flota de 175 bombarderos sigilosos B-21 "Raider" que están actualmente en desarrollo.

El documento estipula que la USAF planea extender el tiempo de servicio de los legendarios bombarderos B-52 más allá de los 90 años de servicio, mientras retirará sus B-1 y B-2 mucho más nuevos a principios de la década de 2030. La Fuerza Aérea había planeado anteriormente mantener el servicio a los B-1 y los B-52 hasta el 2040 y los B-2 hasta 2058.

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos eligió los B-52 sobre sus bombarderos más jóvenes debido a la versatilidad del avión y la capacidad de carga útil tanto convencional como nuclear, así mismo estos aviones presentan unos costos de mantenimiento más bajos y poseen la capacidad de llevar el nuevo misil de crucero de largo alcance LRSO; mientras que los 60 B-1 "Lancer" en servicio necesitan un costoso y recurrente mantenimiento y están limitado por tratados internacionales que le prohíben portar armas nucleares. Por su parte, la flota de 20 aviones B-2 se considera demasiado costosa de mantener como para retenerla más allá de principios de la década de 2030.

La solicitud de presupuesto fiscal 2019 incluirá los primeros fondos necesarios para comenzar a equipar la flota B-52 con nuevos motores que reducirán sus necesidades de mantenimiento, extenderán su alcance, tiempo sobre el área de operaciones y permitirán que el avión suba más rápido a altitud de crucero. Serían retirados en la década de 2050.

Así las cosas veremos un número mayor de los modernos y hasta ahora secretos bombarderos B-21 "Raider", un avión diseñado para penetrar de manera furtiva las cada vez más sofisticadas defensas antiaéreas de países como Rusia y China. El contrato para fabricarlo, que podría ascender a los 80.000 millones de dólares, fue adjudicado a Northrop Grumman, quien compitió contra Boeing y Lockheed Martin.

Se espera que el B-21 sea aún menos visible al radar enemigo que el B-2, que también fue creado empleando la tecnología de baja observabilidad 'stealth'. Los diseñadores estadounidenses esperan lograrlo mediante el uso de materiales compuestos avanzados que han aparecido en los últimos años. La aeronave podrá transportar armas nucleares y está siendo desarrollada en varias versiones. La primera de ellas será tripulada, pero se vaticina que con el tiempo se desarrolle un modelo no tripulado.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua