Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Marina de Brasil, la Empresa Gerencial de Proyectos Navales (EMGEPRON) y la Sociedad de Propósito Específico (SPE) Águas Azuis llevaron a cabo la Ceremonia de Batimiento de Quilla de la Fragata Jerónimo de Albuquerque (F-201) el jueves (06JUN2024), en el astillero thyssenkrupp Estaleiro Brasil Sul, en Itajaí – SC. La F-201 es la segunda embarcación del Programa Fragatas Clase Tamandaré (PFCT), que prevé la construcción de cuatro navíos. El PFCT es considerado el proyecto de construcción naval más innovador desarrollado en Brasil, con mano de obra local y transferencia de tecnología.

La Ceremonia de Batimiento de Quilla es un evento tradicional en la construcción naval que, en el pasado, consistía en la finalización de la primera parte del navío, la quilla, a partir de la cual se edificaban las demás estructuras. La evolución de la ingeniería y el perfeccionamiento en los procesos de producción naval han permitido que en los proyectos modernos, como el de las Fragatas Clase Tamandaré, la construcción se realice por medio de bloques. Estos se montan por separado y luego se unen, dando forma al navío. En este caso, el batimiento se caracteriza por el posicionamiento de uno de estos bloques en su lugar de edificación.

Este primer bloque corresponde a la sala de máquinas de proa de la embarcación. La estructura metálica pesa aproximadamente 52 toneladas, y en ella se instalarán dos motores, una caja reductora y equipos auxiliares. Las siguientes etapas serán la edificación del bloque que forma la sala de máquinas de popa y la posterior instalación de equipos.

El Director General de Material de la Marina, Almirante de Escuadra Edgar Luiz Siqueira Barbosa, reiteró que “Las Fragatas Tamandaré representan lo más avanzado entre los medios de superficie de la Marina de Brasil. El programa prevé una gestión del ciclo de vida que proyecta las inversiones desde la construcción hasta el desguace del navío. Además, son embarcaciones producidas en territorio nacional, con contenido local y transferencia de tecnología, que contribuyen a impulsar la construcción naval brasileña.”

Paul Glaser, CFO de thyssenkrupp Marine Systems, añadió: “El Programa Tamandaré está avanzando rápidamente, y estamos muy orgullosos de alcanzar otro hito importante. Quisiera agradecer a todos los que hicieron esto posible: gracias a todos nuestros colaboradores y socios por su esfuerzo y compromiso. Es un honor que la Marina de Brasil haya confiado en nosotros para ser su socio en este camino hacia una flota nueva y moderna y para garantizar la soberanía del país.”

El PFCT es una asociación entre la Marina de Brasil y la SPE Águas Azuis, formada por thyssenkrupp Marine Systems, Embraer Defensa y Seguridad y Atech, y gestionada por EMGEPRON. Desde la firma del contrato en marzo de 2020, se han logrado importantes avances en las actividades constructivas, siguiendo el cronograma establecido. La primera fragata, que da nombre a la clase, comenzó a construirse en septiembre de 2022, será lanzada en agosto de este año y entregada a la Marina a finales de 2025.

El proceso de producción de la F-201 comenzó hace seis meses. La segunda fragata del programa lleva el nombre de Jerónimo de Albuquerque, en homenaje al primer brasileño nato en comandar una fuerza naval para defender Brasil. Fue el héroe de la conquista de Maranhão y fundador de la ciudad de Natal, capital de Rio Grande do Norte.

La Marina de Brasil dirige el Programa Fragatas Clase Tamandaré desde 2017, con el objetivo de renovar la escuadra con cuatro navíos modernos, de alta complejidad tecnológica, construidos en el país. Los navíos tienen un desplazamiento aproximado de 3.500 toneladas y están equipados con una cubierta de vuelo, hangar para helicóptero, radares, sensores y armamentos de última generación.

Las fragatas tendrán la importante misión de marcar la presencia de la Marina de Brasil en la Amazonía Azul, contribuyendo al control del área marítima, la defensa de nuestras islas oceánicas, la protección de las infraestructuras críticas marítimas y las líneas de comunicaciones marítimas, destacando que más del 90% de nuestro comercio exterior se realiza por mar. Son navíos de escolta, dotados de una considerable capacidad de combate, capaces de operar en todos los entornos de guerra: superficie, aéreo y submarino. Una de sus principales tareas es la protección de unidades de mayor valor cuando operan en un Grupo de Tarea, con navíos de diferentes características, como el Navío Aeródromo Multipropósito Atlántico, que actualmente está siendo empleado en apoyo a las calamidades causadas por las lluvias en el estado de Rio Grande do Sul. Las cuatro fragatas serán entregadas a la Marina de forma gradual, entre 2025 y 2029.
Brasil inició la construcción de su segunda fragata Clase Tamandaré
Brasil inició la construcción de su segunda fragata Clase Tamandaré