Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Armada de Estados Unidos de Norteamérica y la Armada Argentina concluyeron dos días de intensa actividad operativa en el ejercicio naval Passex “Gringo-Gaucho II”, realizado en aguas del Atlántico Sur.

Con el objetivo de potenciar el nivel de adiestramiento y articular operaciones combinadas, ambas fuerzas navales realizaron una ejercitación binacional de oportunidad. En este marco, el pasado jueves unidades de superficie y aeronavales se reunieron en un punto de encuentro situado en la milla 150.

Por parte de la Armada Argentina se desplegaron los destructores ARA “Sarandí” y ARA “La Argentina”; las corbetas ARA “Espora” y ARA “Rosales”; los patrulleros oceánicos ARA “Storni”, ARA “Piedrabuena” y ARA “Contraalmirante Cordero”; helicópteros Fennec de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros y Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, y aeronaves Beechcraft B200 de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima.

En el caso de la Armada de Estados Unidos de Norteamérica, participaron el portaaviones USS “George Washington” con el grupo aéreo embarcado, integrado por helicópteros MH-60 y los aviones F-35, F/A-18, EA-18 y E-2C; el destructor USS “Porter” y el buque logístico USNS “John Lenthall”.

Este ejercicio fue presenciado y analizado al detalle por funcionarios del Ministerio de Defensa, grupo encabezado por su Ministro, Luis Petri. Estuvo acompañado por la Ministra de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Diana Mondino; el Embajador de los Estados Unidos en Argentina Marc Stanley; el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Brigadier General Xavier Isaac, y el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contraalmirante Carlos María Allievi; entre otros.

Durante dos días se llevaron a cabo distintos tipos de ejercicios que comenzaron a las 8:30 del jueves con el rendez vous (encuentro en proximidad de los participantes). Esto permitió desarrollar diferentes evoluciones y formaciones tácticas en navegación, operaciones de vuelo; además de la concreción de ejercicios antisubmarino y de comunicaciones.

Durante el viernes se establecieron enlaces entre los buques para fijar un nuevo punto de encuentro. Allí se llevaron a cabo ejercicios de pasajes al habla en proximidad, y el helicóptero Fennec realizó prácticas efectivas de cross deck (despegue y anavizaje) en las distintas cubiertas de vuelo, tanto del portaaviones americano como de las unidades argentinas.

Con respecto a las actividades llevadas adelante, el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contraalmirante Carlos María Allievi, expresó: “Este ejercicio permite a la Armada Argentina mejorar la interoperabilidad con otras Marinas, incrementando la confianza mutua y la posibilidad de adiestramiento y capacitación de nuestros hombres y mujeres en interacción con efectivos de otros países”.

Además, destacó el orgullo que le merece el personal que participó del operativo binacional: “Resalto el profesionalismo e idoneidad de quienes estuvieron a bordo y de quienes apoyaron el ejercicio desde destinos en tierra, para que pudiera llevarse a cabo con total éxito”.

Pasadas las 16 del viernes, tanto las unidades de superficie como aeronavales de la Armada Argentina comenzaron el repliegue a sus respectivos apostaderos. Por su parte, el portaaviones USS “George Washington”, con el grupo aéreo embarcado; el destructor USS “Porter” y el buque logístico USNS “John Lenthall”, continuaron su derrota hacia el sur.

Este ejercicio permite incrementar la interoperabilidad con otra Marina -con estándares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)-, para practicar procedimientos y articular defensas dentro de una posible conformación de una Fuerza de Tareas Marítima.

La ejercitación binacional de oportunidad, que no se desarrollaba desde el año 2010, tiene como principal objetivo incrementar el nivel de adiestramiento a partir de operaciones combinadas, de aire-superficie, de visita, registro y captura, ejercicios de comando - control y técnicas y tácticas navales.

El primer “Gringo-Gaucho” se realizó en 1990, con el paso del portaaviones USS “Abraham Lincoln”, y se repitió en 1991 con el portaaviones “Kitty Hawk”, en 1993 con el “Constellation”, en 2004 con el “Ronald Reagan”, en 2008 con el “George Washington” y en 2010 con el portaaviones USS “Carl Vinson”; este último se realizó por primera vez con el nombre “Gringo-Gaucho”.

Hace décadas que la Armada Argentina no participaba con tantas unidades en un ejercicio combinado de estas características. Su personal embarcado como así también militares y civiles que trabajaron arduamente desde los Talleres, Arsenales, Intendencias y Bases, permitieron que esta operación se pudiese ejecutar con éxito, denotando un alto grado de orgullo, profesionalismo, capacitación e idoneidad.

“Es trascendental la ejercitación en materia militar, que nuestra Armada pueda ejercitar con la Armada más importante del mundo y hace tres semanas atrás lo hacía con Francia”, manifestó el Ministro Luis Petri.

“Esto es clave para la capacitación y la interoperabilidad de nuestras Fuerzas. Estamos muy contentos porque esto significa que la Argentina le importa al mundo y el mundo le importa a la Argentina”, expresó.
Armada Argentina realizó un ejercicio con un portaaviones de EEUU por primera vez en 15 años
Armada Argentina realizó un ejercicio con un portaaviones de EEUU por primera vez en 15 años