Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Alemania está estudiando la compra de hasta diez aviones de combate F-35 adicionales fabricados por el gigante de la defensa estadounidense Lockheed Martin, según dijo el viernes una fuente militar a agencias de prensa, que se sumarían a los 35 aviones que ya ha ordenado.

El gobierno del canciller Olaf Scholz está buscando cómo financiar el pedido adicional solicitado por la fuerza aérea, que probablemente costará hasta 2.800 millones de euros (3.000 millones de dólares), dijeron las personas que hablaron bajo condición de anonimato porque los planes aún no son públicos.

En 2022, Alemania decidió ordenar 35 F-35, incluidos misiles y otras armas, por alrededor de 10 mil millones de euros (10.89 mil millones de dólares). Los aviones están equipados con sensores avanzados y otros equipos, y Lockheed dice que es casi imposible rastrearlos con radar.

Las aeronaves reemplazarán a los envejecidos cazas Tornado, el único avión alemán capaz de transportar bombas nucleares estadounidenses almacenadas en Alemania. La fuerza aérea alemana ha estado volando el Tornado desde la década de 1980, y Berlín tiene planes de retirarlo entre 2025 y 2030.

El F-35 estará estacionado en una base aérea cerca de la ciudad occidental alemana de Buechel a partir de 2027 y también podría llevar armas nucleares estadounidenses. Los primeros ocho F-35 están programados para ser entregados en 2026 y estarán basados en los EE. UU. para el entrenamiento de pilotos.

El canciller Olaf Scholz anunció lo que llamó una "Zeitenwende", una nueva era de política exterior más asertiva respaldada por un mayor gasto militar, el 27 de febrero de 2022, pocos días después de la invasión rusa a Ucrania.

Como parte de la Zeitenwende, y como primer paso para poner al día a las fuerzas armadas tras décadas de desgaste después del fin de la Guerra Fría, Alemania estableció un fondo especial de 100 mil millones de euros para comprar armas modernas y se comprometió a alcanzar el objetivo de la OTAN de gastar al menos el 2% del PIB nacional en defensa a partir de 2024.

La compra de los F-35 fue el primer gran proyecto de defensa para el cual se utilizó el fondo. Sin embargo, no está claro cómo se pagará un segundo lote de aviones.

El dinero en el fondo especial, utilizado para complementar el presupuesto regular de defensa, ha sido casi totalmente asignado y el ministro de Defensa, Boris Pistorius, no ha logrado asegurar un aumento del presupuesto regular de defensa de 2025 en las actuales negociaciones presupuestarias.

Argumenta que el ejército alemán necesitará más dinero pronto o se arriesgará a que la adquisición se paralice ya que queda poco financiamiento para inversiones.
Alemania estudia la compra de diez aviones de combate F-35 adicionales
Alemania estudia la compra de diez aviones de combate F-35 adicionales