Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El presidente ruso, Vladímir Putin, se subió este jueves a un bombardero estratégico modernizado Tu-160M, capaz de portar armas nucleares, con el que voló en dirección desconocida.

”El vuelo durará 40 minutos”, declaró a la televisión pública el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, que se negó a dar detalles sobre su ruta, ya que esto es “secreto de Estado”.

El mandatario ruso abordó el bombardero, llamado “Iliá Múromets” (un héroe de las leyendas rusas), en la pista de la Fábrica Aeronáutica de Kazán, capital de la república rusa de Tatarstán.

La aparente demostración de fuerza se produce apenas dos días antes de que Moscú cumpla el segundo aniversario de su ataque militar a Ucrania, donde ha estado tratando de ganar impulso. Putin, de 71 años, subió al avión por una escalerilla especial ataviado con un uniforme de piloto.

En total el vuelo duró 30 minutos, tras lo cual el bombardero retornó a la Fábrica Aeronáutica de Kazán. 

”Estamos recibiendo nuevos equipos militares, son excelentes. Realmente de nueva generación”, dijo el mandatario tras bajar del bombardero y dio su visto bueno para que el avión fuera entregado a las Fuerzas Armadas.

Según Putin, el bombardero modernizado tiene mejores características de vuelo, lo cual “pueden verlo incluso los neófitos, los no profesionales”. “Tiene una fiabilidad muy alta y buen armamento. Es un avión nuevo”, señaló.

Además, afirmó que es una aeronave confortable a pesar de tratarse de un avión militar y “tiene un apartado donde la tripulación puede descansar en caso de necesidad”.

“Esta es realmente una máquina nueva, nueva en muchos sentidos. Se maneja mejor. Se puede ver incluso a simple vista y sin entrenamiento”, dijo Putin a un grupo de periodistas estatales después de desembarcar.

Las imágenes de él saludando a los funcionarios cerca del atacante fueron transmitidas ininterrumpidamente por la televisión estatal, que luego mostró al hombre de 71 años bajando del avión por una escalera.

Un día antes, el presidente ruso, que se encuentra en plena campaña electoral, visitó esta fábrica y se subió al avión, tras lo cual expresó su intención de volar en el bombardero.

Los bombarderos supersónicos Tu-160M, Blackjack según OTAN, son conocidos en Rusia como Cisne Blanco. Se trata del segundo vuelo de Putin en un avión de este tipo tras el que realizó en agosto de 2005.
Vladimir Putin voló en un bombardero supersónico Tu-160M, capaz de portar armas nucleares