Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Gobierno colombiano hará entre abril y mayo de este año "la primera extracción de materiales" del galeón español San José, hundido en el siglo XVIII cerca de Cartagena de Indias con un cargamento de monedas de oro y plata, informaron fuentes oficiales. 

"El 22 y 23 de febrero propiciaremos un espacio de socialización público que se transmitirá por redes sociales y medios para que la ciudadanía pueda conocer y vigilar el proceso de la primera extracción de materiales que se hará entre abril y mayo de 2024", manifestó el ministro de Cultura, Juan David Correa. 
El Ministerio de Cultura, la Armada de Colombia y la Dirección General Marítima se unen para llevar a cabo el proyecto de exploración al Galeón San José, que busca proteger, visibilizar y recuperar el patrimonio cultural sumergido de Colombia, además de ejercer soberanía y generar conocimiento científico sobre el mismo.

Es así como este 26 de enero, se efectuó la visita de la viceministra de las Culturas, las Artes y los Saberes, Adriana Molano, en la que pudo recorrer las unidades que hacen parte de este proyecto y que permitirá gracias a sus capacidades la exploración del galeón, ubicado a 600 metros de profundidad en las costas del Caribe colombiano.

“Pudimos constatar personalmente las capacidades, la preparación y la técnica que tiene la Armada, eso nos permite tener una mayor confianza en la puesta que estamos haciendo como país y desde el ministerio, para que todo el proceso de exploración e investigación sea con calidad que se requiere”, comentó la viceministra Molano.

La Dirección General Marítima pondrá al servicio su Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH), centro de excelencia que combina las capacidades científicas para desarrollar todas las operaciones y en donde se encuentra laboratorio de conservación donde llegarán las piezas del Galeón; De igual forma el ARC “Caribe”, uno de sus buques multipropósitos, será la plataforma operativa de investigación encargada de realizar los zarpes, llevando a bordo científicos, el equipo de conservadores del ministerio y los buzos de la Escuela de buceo y Salvamento de la Armada de Colombia.

Como parte de la preparación del personal participante del proyecto, a partir del mes de febrero se dará inicio a la fase de entrenamiento en los la laboratorios del CIOH Caribe y en los meses de abril, mayo y junio la realización de los cruceros de entrenamiento a bordo del ARC “Caribe”, como alistamiento para la posterior exploración del Galeón.

Cabe destacar que para realizar la exploración del galeón, Colombia ha adquirido vehículos operados remotamente (ROV por sus siglas en inglés), como el Saab Seaye Lynx, que forman parte de la categoría de robots submarinos. Estos dispositivos se destacan por ser controlados de manera continua por operadores desde la superficie, a través de una consola de mando conectada al vehículo mediante un cable umbilical, ya sea de cobre o fibra óptica. Este cable permite el intercambio de datos y el suministro de energía.

En la actualidad, un equipo especializado cuenta con dos ROV capaces de sumergirse a profundidades de hasta 300 metros y 1.500 metros respectivamente. Estos equipos se utilizan en una variedad de campos de interés, incluyendo la investigación científica, la industria subacuática offshore y aplicaciones militares, entre otros. Su versatilidad se aprovecha en tareas de inspección submarina, observación, búsqueda y recopilación de datos del lecho marino. Todo este proceso es supervisado por personal técnico en la superficie mediante la navegación en tiempo real del equipo.

Los ROV cuentan con un conjunto de componentes que incluyen cámaras de alta resolución, sonares de búsqueda, luces de alta intensidad, sistemas de posicionamiento y altímetros. Estas características confieren varias ventajas en comparación con otros métodos empleados en trabajos submarinos. En particular, los ROV permiten explorar profundidades que exceden las capacidades de inmersión humana, sin limitaciones de tiempo para la ejecución de las tareas debido a su diseño modular. Además, se adaptan fácilmente a diversas herramientas según las necesidades del trabajo, optimizando así la eficiencia operativa y reduciendo los costos.

Este enfoque demuestra cómo el Departamento de Buceo y Salvamento de la Armada Nacional integra exitosamente las plataformas de superficie con los vehículos operados remotamente, permitiendo llevar a cabo inspecciones subacuáticas en profundidades significativas. 

Estos ROV se utilizan en búsquedas, asistencia submarina y actividades de arqueología, incluida la evaluación no intrusiva del Galeón San José, un Bien de Interés Cultural de gran importancia histórica. En resumen, esta adquisición representa un avance significativo en sus capacidades y contribuye al cumplimiento de responsabilidades marítimas.
Entre abril y mayo Colombia hará la primera extracción de materiales del Galeón San José