Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Si bien el transporte táctico y la defensa del territorio son inherentes a la misión de las aeronaves de ala rotativa de cualquier fuerza armada en el mundo, hay características que, dependiendo de geografías demandantes como la de Colombia, son innegociables no sólo en términos de aeronavegabilidad sino en el potenciamiento del desarrollo de la población y la industria aeronáutica. 

De hecho, con una flota de más de 1,600 helicópteros Airbus, históricamente estas aeronaves han sido un aliado exitoso en la preservación de la soberanía regional por sus bajos costos de mantenimiento en comparación con otras aeronaves, su polivalencia y destacado performance en grandes alturas y temperaturas. También se han configurado como un canal para robustecer el crecimiento de la industria aeronáutica mediante la transferencia de tecnología y acuerdos de cooperación industrial; al igual que en aliados en beneficio del desarrollo y el bienestar de la población civil en diferentes circunstancias y escenarios. 

Actualmente en América Latina varias fuerzas armadas han elegido helicópteros Airbus para renovar las capacidades de sus flotas de defensa, como la Armada de Chile que adquirió cinco helicópteros multirol H125 y la Fuerza Aérea de Ecuador seis H145 para diferentes tipos de operaciones en las que con éxito han experimentado sus capacidades. Desde helicópteros monomotores hasta bimotores, la clave de su éxito operacional radica en la polivalencia para cubrir diversos tipos de misiones en los escenarios más desafiantes.

En agosto de este año, la Armada de Chile recibió el quinto H125 en el marco del proyecto Gaviota, para potenciar la capacidad de la Aviación Naval con la realización de una amplia gama de misiones a nivel del mar y a gran altura. Esta aeronave, que supera a todas las demás de la gama monomotor por sus prestaciones, eficacia, versatilidad y bajos costes de mantenimiento, ha contribuido durante la temporada del verano chileno, salvaguardando el mar y realizando evacuaciones médicas. La Armada también planea emplearlos para misiones de observación oceánica. 

Al ser un helicóptero totalmente operativo en entornos elevados y calurosos y ostentar el récord mundial de altitud al aterrizar en el Monte Everest a 8,848 metros, los H125 de la Armada Chilena están en capacidad de apoyar misiones de búsqueda y rescate, evacuación médica, policía marítima, transporte de pasajeros, apoyo logístico y misiones tácticas militares que van desde reconocimiento armado y ataque ligero hasta mando y control de misiones aéreas. 

Además de los cinco helicópteros H125, la Armada de Chile también recibió de Airbus un paquete de apoyo completo que incluye formación de pilotos, tripulación y mantenimiento para los militares que trabajarán con estos helicópteros, como parte de su compromiso para el fortalecimiento de la industria aeronáutica y el fomento a la seguridad aérea a nivel mundial. 

Por su parte, en abril de 2022 la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) recibió los últimos tres H145 de un total de seis y desde entonces no ha parado de prestar un servicio vital a su población: desde rescates durante catástrofes naturales hasta misiones antidroga y evacuaciones aeromédicas. Una muestra de ello es el traslado de habitantes aislados en la sierra y la costa oriental, afectados por las inundaciones provocadas por el intenso invierno ecuatoriano en 2022 o las misiones para el mantenimiento de la ley y de transporte de tropas y carga cuando se produjeron disturbios indígenas en el país y varias zonas quedaron aisladas ese mismo año.

El bajo costo de operación y más de 1,600 helicópteros de la familia H145 siendo operados a nivel mundial, decantaron a la FAE. Gracias a los equipos especiales como grúa de rescate, penetradores de selva, gancho de carga externo, montaje de armas, blindaje o gafas de visión nocturna, sistema electro óptico, sistema de descenso en soga rápida, sistema de flotadores de emergencia, entre otros, en el  primer año y medio de operación del H145, la FAE realizó más de 279 misiones diversas incluyendo misiones contra los cárteles de la droga, de vigilancia de la industria nacional de oleoductos y gasoductos y evacuaciones aeromédicas.

Además de la conocida eficiencia operativa y de seguridad que hacen del H145 un éxito comercial en todo el mundo, la versión de cinco palas del H145 ofrece 150 kg adicionales de carga útil y menores niveles de vibración. Esta fue la aeronave que batió el récord al ser el primer bimotor en aterrizar en el pico más alto de Sudamérica, el Aconcagua, y también ha sido probada con éxito en Colombia, cuando realizó una demostración en vuelo de 10 días en 2022 exhibiendo sus capacidades únicas en entornos difíciles de gran altura y calor. Actualmente, en el país hay operadores privados como Helistar que operan ocho unidades del H145 para diversas operaciones. 

Los helicópteros de Airbus representan casi un tercio de la flota operativa de la región y en los últimos cinco años, la compañía ha sido el líder del mercado de helicópteros a nivel global, con el 39 % de las entregas. La red de centros de atención al cliente de Airbus, con bases en Argentina, Brasil, Chile y México, garantizan un soporte continuo a los tipos de aeronaves de ala rotatoria que vuelan en Latinoamérica y que han contribuido al desarrollo de la industria aeronáutica de la región.
Los Helicópteros Airbus en América Latina comprueban su versatilidad sin límites en misiones para el bienestar de la población