Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El pasado 21 de septiembre, la Dirección General de Armamento (DGA) de Francia celebró un hito significativo en la modernización de su flota aérea al recibir el avión monoplaza Rafale C número 150 en las instalaciones de Dassault Aviation en Mérignac. Esta entrega marca un paso importante en el programa de actualización de los aviones de combate Rafale al estándar F4.1.

El 28 de septiembre, el flamante avión fue transportado al centro de peritaje aéreo militar de la base aérea 118 de Mont-de Marsan, donde se someterá a una serie de modificaciones y actualizaciones para cumplir con las especificaciones del estándar F4.1. Posteriormente, se incorporará a una campaña experimental que busca poner a prueba las nuevas capacidades y funcionalidades que ofrece esta versión mejorada.

Uno de los aspectos más destacados del estándar F4.1 es su enfoque en el combate aéreo colaborativo. El Rafale C actualizado presenta una serie de mejoras en este ámbito, incluyendo la integración de la mira montada en el casco SCORPION, que permite a los pilotos apuntar con precisión en función de su mirada. También se han implementado mejoras en el control de tiro del misil Aire-Aire Meteor, lo que aumenta significativamente la capacidad de disparo contra objetivos enemigos. Además, se han actualizado los algoritmos de detección pasiva de amenazas y se han mejorado las capacidades de intercambio de datos, lo que permitirá una mayor colaboración y coordinación entre las aeronaves en el campo de batalla.

El estándar F4.1 también incluye la integración del arma AASM de 1.000 kg, que es guiada por GPS y láser, lo que mejora la precisión y la eficacia en los ataques terrestres y marítimos. Además, se ha reforzado la protección contra las ciberamenazas, un aspecto cada vez más crítico en la era de la guerra electrónica. También se han introducido nuevas funciones para los sensores Talios, OSF y RBE2, lo que proporciona a los pilotos una mayor visibilidad y capacidad de detección en diversos entornos y condiciones.

Estas actualizaciones representan los primeros avances en conectividad, lo que permitirá a los Rafale C compartir información y datos con mayor eficacia, mejorando la coordinación en el campo de batalla y la toma de decisiones.

Este avión Rafale C número 150 es el quinto de un total de 40 aviones que se entregarán hasta finales de 2025 como parte del programa de modernización. Trece de estos aviones serán destinados al Ejército del Aire francés en 2023, lo que fortalecerá la capacidad de defensa y la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas francesas.

La actualización al estándar F4.1 demuestra el compromiso de Francia por mantener a su flota de Rafale en la vanguardia de la tecnología aérea, garantizando así su capacidad para enfrentar las amenazas actuales y futuras en el complejo entorno de la seguridad global. Con mejoras en el combate aéreo colaborativo y la integración de armas de última generación, el Rafale C continúa siendo una pieza clave en el arsenal de Francia y un activo importante en su defensa nacional.
Francia recibió el Dassault Rafale C número 150