Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, llegó hoy a una base de la Fuerza Aérea neerlandesa en Eindhoven, en el sur de Países Bajos, dos días después de que Washington autorizase el envío de aviones de combate estadounidenses F-16 a Kiev.

Zelenski ha viajado a Países Bajos en busca de apoyo militar, un encuentro que ha sido fructífero, según él mismo ha develado a través de sus redes sociales. "Hoy dimos otro paso para fortalecer el escudo aéreo de Ucrania", ha asegurado.

De esta forma, ha indicado que ha llegado a un acuerdo con el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte sobre la cantidad de cazas F-16 que le transferirán a Ucrania una vez que sus pilotos e ingenieros hayan completado su formación. "42 en total, y eso es solo el principio", ha celebrado.

"A la luz de la agresión brutal y no provocada de Rusia, Dinamarca y los Países Bajos, con el apoyo de los EE. UU., comparten la convicción de que el apoyo continuo a Ucrania es de suma importancia" destacaron las partes en una declaración conjunta tras el encuentro.

"Tomando nota del establecimiento de la coalición conjunta sobre entrenamiento F-16, estamos de acuerdo en que el próximo paso natural será la transferencia de aviones de combate F-16. La donación de aeronaves será vital para los esfuerzos relacionados con garantizar a Ucrania una capacidad F-16 completamente funcional" agregaron los representantes de Países Bajos y Ucrania.

"Acordamos transferir aviones F-16 a Ucrania y la Fuerza Aérea de Ucrania en estrecha cooperación con los EE. UU. y otros socios, cuando se cumplan las condiciones para dicha transferencia. Las condiciones incluyen, entre otras, personal ucraniano F-16 seleccionado, probado y capacitado con éxito, así como las autorizaciones, la infraestructura y la logística necesarias" declararon.

Países Bajos aseguró que paralelamente a estos esfuerzos, "nuestro objetivo es ampliar nuestra coalición e invitamos a otras naciones interesadas a participar. Seguimos firmemente comprometidos con la lucha de Ucrania por la libertad y la integridad territorial".

El viernes, Estados Unidos aprobó la transferencia de aviones F-16 fabricados en su territorio a Ucrania a través de la colaboración de los Países Bajos y Dinamarca. Este paso es considerado un importante respaldo para Kiev, aunque se anticipa que los aviones de combate no tendrán un impacto inmediato, ya que se espera que transcurran alrededor de 18 meses antes de que puedan ser desplegados en el campo de batalla.

Durante un largo período, Ucrania ha estado solicitando el suministro de aviones de combate avanzados, con el propósito de fortalecer su capacidad defensiva. Esto se volvió especialmente crítico tras la reciente confrontación con las fuerzas rusas, que expuso la falta de defensa aérea eficaz ante los ataques provenientes del Kremlin. La falta de una contramedida adecuada dejó a las tropas ucranianas vulnerables ante la superioridad aérea y la artillería de Rusia.

Para abordar esta situación, los gobiernos de los Países Bajos y Dinamarca han establecido una alianza con el objetivo de proporcionar entrenamiento a pilotos ucranianos para operar estos avanzados aviones de combate. El proceso de entrenamiento está programado para comenzar este mes y se prevé que llevará entre seis y ocho meses para completarse.

El enfoque a largo plazo de esta colaboración es destacado por Washington, que sostiene que los F-16, al igual que los modernos tanques Abrams de EE. UU., desempeñarán un papel crucial en la defensa de Ucrania frente a la amenaza rusa. En contraste con los aviones más antiguos como los MiG29 y Sukhoi de origen ruso que actualmente utiliza Ucrania, los F-16 están equipados con tecnología avanzada y capacidades de orientación. Su versatilidad y características de última generación los hacen elementos valiosos para el arsenal ucraniano.

En otro desarrollo, el presidente Zelensky emitió un mensaje en video en el que prometió una respuesta firme a un reciente ataque con misiles rusos en el centro de la ciudad de Chernihiv, al norte de Ucrania, que resultó en la pérdida de siete vidas y dejó a más de 100 personas heridas. Este incidente subraya la urgencia de fortalecer las defensas de Ucrania y adquirir recursos capaces de contrarrestar tales amenazas en el futuro.
Países Bajos entregará a Ucrania 42 cazabombarderos F-16 para enfrentar la invasión rusa