Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En un emocionante avance hacia la revolución de la aviación sostenible, el renombrado gigante aeroespacial Boeing ha efectuado la reubicación de una aeronave MD-90 al sitio designado para su transformación, como parte del proyecto de demostración de vuelo sostenible dirigido por la NASA, donde se probará la vanguardista configuración Transonic Truss-Braced Wing (TTBW).

En una jornada que destacó por la colaboración entre Boeing, la NASA y líderes de la industria, los actores principales se congregaron en las instalaciones de la compañía para conmemorar el hito alcanzado en el desarrollo de la innovadora aeronave X-66A. En este evento, Boeing no solo compartió la noticia, sino que también presentó imágenes que documentan el recorrido del avión desde Victorville, California, hasta Palmdale.

El X-66A representa un logro trascendental, siendo la primera aeronave experimental respaldada por la NASA que tiene como objetivo contribuir a la ambiciosa meta de Estados Unidos de alcanzar emisiones netas de gases de efecto invernadero nulas en la industria de la aviación. En un futuro próximo, se llevarán a cabo modificaciones cruciales, y se prevé que las pruebas en tierra y en el aire se inicien en el año 2028.

"Este hito marca un paso crucial en el Proyecto de Demostración de Vuelo Sostenible, y refuerza el compromiso de Boeing con la sostenibilidad, acercándonos cada vez más a la fase de pruebas y validación del diseño TTBW", manifestó Todd Citron, Director de Tecnología de Boeing.

El diseño TTBW, que incorpora alas ultra delgadas fortalecidas con travesaños de mayor envergadura y relaciones de aspecto más elevadas, junto con otras innovaciones tecnológicas anticipadas, podría conducir a reducciones significativas de hasta un 30% en el consumo de combustible y las emisiones. Boeing y la NASA han mantenido una colaboración fructífera durante más de una década en torno a este concepto, bajo el Programa de Investigación de Aeronaves Ultra Verdes Subsónicas (SUGAR).

"En la NASA, estamos entusiasmados por la cooperación en el X-66A, el demostrador de vuelo sostenible de Boeing, aportando contribuciones fundamentales para acelerar el camino hacia la meta de emisiones netas de gases de efecto invernadero nulas en la aviación para el año 2050", afirmó Ed Waggoner, Subadministrador Asociado de Programas en la Dirección de Investigación en Aeronáutica de la NASA.

"El Valle Aeroespacial tiene una larga y destacada historia como cuna de la innovación en el ámbito aeroespacial, y este avance es una continuación de esa labor crucial. La mano de obra altamente capacitada y la infraestructura de Palmdale hacen de esta ubicación la elección perfecta para este proyecto trascendental", subrayó el Congresista Mike Garcia.
Avanza a buen ritmo el proyecto X-66A de Boeing y la Nasa