Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Los servicios de Inteligencia de Reino Unido señalaron este miércoles que el desfile militar celebrado el martes en la plaza Roja de Moscú con motivo del Día de la Victoria revela “dificultades a nivel material y de comunicación estratégica” en el seno del Ejército ruso a causa de la invasión de Ucrania.

“La composición del desfile del Día de la Victoria en la plaza Roja muestra las dificultades a nivel material y de comunicación estratégica a los que hace frente el Ejército (ruso) tras 15 meses de guerra en Ucrania”, indicaron.

También, apuntaron que “más de 8.000 miembros de su personal participaron en el desfile, pero la mayoría eran auxiliares, fuerzas paramilitares y cadetes de centros de entrenamiento militar”.

Así, han manifestado que “el único personal de formaciones desplegables de fuerzas regulares fueron contingentes de Tropas de Ferrocarriles y la Policía Militar”.

“Un T-34 antiguo de una unidad ceremonial fue el único carro de combate en el desfile”, añadieron en la publicación diaria del Ministerio de Defensa británico a través de su cuenta en la red social Twitter.

“A pesar de las grandes pérdidas de Ucrania, Rusia podría haber presentado más vehículos blindados”, matizaron, al tiempo que ha aseverado que “las autoridades probablemente han evitado hacerlo porque quieren evitar las críticas internas por dar prioridad a los desfiles sobre las operaciones de combate”.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, denunció durante su discurso durante el desfile que el país es víctima de una “verdadera guerra” y echó en cara a Occidente que haya “olvidado” quién derrotó a las tropas nazis en la Segunda Guerra Mundial. “Se está librando una verdadera guerra contra nuestra patria”, dijo, antes de cargar contra las “élites globalistas occidentales” que reivindican su “exclusividad” política y “provocan conflictos sangrientos y golpes de Estado”.

“¡Por Rusia, por nuestras valientes fuerzas armadas, por la victoria! ¡Hurra!”, clamó antes de dar paso a la marcha de miles de militares.

El desfile por el Día de la Victoria ha servido históricamente para mostrar parte del poder militar de Rusia, aunque en la edición de este año no ha habido exhibición aérea ni tampoco una muestra masiva de carros de combate. Por contra, sí hubo carros blindados, así como sistemas de defensa antiaérea S-400 y misiles intercontinentales tipo Yars.

El discurso de Putin fue eclipsado por las desafiantes declaraciones del jefe del grupo paramilitar ruso Wagner, Yevgueni Prigozhin, que lucha en Ucrania, que lanzó duras acusaciones contra los militares rusos.

Las conmemoraciones del 9 de mayo tuvieron lugar en medio de fuertes medidas de seguridad, después de que se multiplicaran los ataques en territorio ruso atribuidos por Moscú a Kiev.
El desfile del Día de la Victoria de Rusia desnudó las dificultades que sufre el Ejército de Vladimir Putin