Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Hasta nuevo aviso, Brasil no le venderá más armas a Perú. Esta fue la decisión que tomó el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva hasta que cese "el período de inestabilidad política y social" que su vecino país atraviesa. Así lo confirmó el canciller brasileño Mauro Vieira a la Cámara de Diputados brasileña.

La medida surgió de la petición de la diputada Fernanda Melchionna, del PSol. La legisladora argumentó al Ministerio de Relaciones Exteriores y al Ministerio de Defensa de Brasil que las fuerzas de seguridad peruanas usaron las municiones brasileñas para reprimir manifestaciones contra la destitución del expresidente Pedro Castillo. 

Por esta razón, Melchionna, quien calificó como golpista a la presidenta Dina Boluarte, solicitó que se detuviera la venta de armamento. 

“Se lo presenté al presidente y no vamos a vender más armas a Perú. Las últimas que comercializamos fueron hace tres años y, por el momento, no hay ningún pedido. Mientras dure la situación, esta exportación no existirá”, aseguró Viera durante una audiencia registrada el último miércoles 24 de mayo.

Es importante precisar que la restricción solo comprende al Gobierno peruano, por lo que el sector privado aún podrá seguir comprandoles municiones a Brasil. De acuerdo con el Ministerio de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios, entre enero y abril de 2023 se exportó más de US$200.000 en armas de fuego y municiones.

Esta no es la primera vez que un país rompe lazos comerciales armamentísticos con Perú a causa de las manifestaciones contra la presidenta Boluarte. En febrero de este año, España anunció la suspensión de venta de material antidisturbios.

“En el momento que empezó esta situación de ruptura y de conflicto civil, paramos cualquier exportación de material militar y policial a Perú, como lo hacemos siempre. Nosotros, créanme, apoyamos los derechos humanos en todos los países.”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, José Manuel Albares.

La disposición del Gobierno de Lula da Silva se da en la misma semana en la que Amnistía Internacional recomendó investigar a la presidenta Dina Boluarte por “ejecuciones extrajudiciales” y “uso generalizado de munición letal” en manifestaciones registradas a inicios del 2023.

El medio especializado Defensa.com precisa que "Las últimas adquisiciones de armamento a Brasil registradas fueron un lote de explosivos a RJD Defensa & Aeroespacial por 239 mil dólares en 2021, y 10 camiones porta-tropa Iveco M250 (6x6) y un vehículo taller (6x6) a CNH Industrial Brasil Ltd. por unos 2,7 millones de dólares en 2020". 

En lo que a armamento “no letal” se refiere, la más reciente fue la de 28.960 cartuchos de gas lacrimógeno de 37/38 mm. a Condor Industria Química en diciembre de 2022 por un monto de poco más de 495 mil dólares, a fin de renovar con carácter de urgencia los stocks de material antidisturbios de la Policía Nacional, que se encontraban casi agotados tras las violentas manifestaciones que se registraban en ese momento a nivel nacional, en rechazo al gobierno de Dina Boluarte, exigiendo el cierre del Congreso y el adelanto inmediato de elecciones.
Brasil no le venderá más armas a Perú por la inestabilidad política