Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En aguas del Mar Caribe, la Armada de Colombia propinó un millonario golpe a las organizaciones narcotraficantes con el desarrollo de tres operaciones donde se logró la incautación de cerca de 5,5 toneladas de clorhidrato de cocaína, de manera multinacional y conjunta con autoridades de Colombia, Panamá y Estados Unidos.

El primer resultado se consolidó a 120 millas náuticas al noroeste del Golfo de Morrosquillo, donde unidades de la Armada de Colombia, la Fuerza Aérea Colombiana, el Servicio Nacional Aeronaval – SENAN de Panamá y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial del Comando Sur de los Estados Unidos – JIATFS, lograron la detección de una embarcación tipo go fast tripulada por cinco sujetos, cuatro colombianos y un panameño, quienes al detectar la presencia de las autoridades, emprendieron la huida realizando maniobras evasivas y arrojando una cantidad indeterminada de bultos al mar.

Posteriormente y gracias a la oportuna acción de las unidades navales, se logró la interdicción marítima de la embarcación y la recuperación de 77 bultos que contenían 1911 paquetes rectangulares. La sustancia fue sometida a la Prueba de Identificación Preliminar Homologada – PIPH que arrojó positivo para 1915,5 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

La segunda operación se desarrolló gracias a la combinación de capacidades de Superficie y Aviación Naval de la Armada de Colombia, junto a unidades navales del SENAN Panamá y aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana y JIATFS, quienes lograron la detección e interdicción marítima de una segunda embarcación tipo go fast a 97 millas náuticas al noroeste del Golfo de Morrosquillo.

Al realizar la verificación de la lancha, fueron hallados en su interior 88 bultos con 2198 paquetes rectangulares, que eran transportados por cuatro sujetos de nacionalidad colombiana, quienes al parecer pretendían llevar el cargamento hasta un puerto en Honduras. Una vez en tierra, se realizó la Prueba de Identificación Preliminar Homologada a la sustancia contenida en los paquetes, estableciendo que se trataba de 2198,4 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

Finalmente, el tercer golpe a las organizaciones narcotraficantes se dio con la participación de unidades de la Armada de Colombia, la Fuerza Aérea Colombiana y el SENAN Panamá, y culminó con la recuperación de 56 bultos con 1367 paquetes rectangulares con clorhidrato de cocaína, que fueron arrojados desde una lanchas rápida en aguas del Mar Caribe cuando los sujetos que la tripulaban se percataron de la presencia de los uniformados, emprendiendo la huida.

El personal capturado y el material incautado en las operaciones fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para continuar el proceso de judicialización de acuerdo al procedimiento establecido.

Con estos contundentes resultados conjuntos y multinacionales dejaron de ingresar más de 184 millones de dólares a las organizaciones narcotraficantes, se evitaron 5500 emergencias médicas y 3,5 millones de dólares en gastos adicionales en salud pública. Adicionalmente, dejaron de ser comercializadas 13 millones de dosis de cocaína en el mercado ilegal internacional, afectando la cadena logística y financiera de los grupos que utilizan los corredores marítimos para el transporte de drogas ilícitas.

Con esta incautación, que se constituye en la más grande de clorhidrato de cocaína que se ha logrado en aguas del Caribe colombiano durante el 2023, la Fuerza Naval del Caribe ha evitado que un total de 45,1 toneladas de clorhidrato de cocaína lleguen a sus puertos de destino en lo corrido del año, asestando un golpe de 1521 millones de dólares a las finanzas de las organizaciones multicrimen. 

La Armada de Colombia, a través de la Fuerza Naval del Caribe, reitera su compromiso con el desarrollo de operaciones conjuntas y multinacionales contra el delito transnacional de tráfico de drogas ilícitas y sus delitos conexos, que afectan la seguridad y tranquilidad en la región.
La Armada de Colombia incautó 5,5 toneladas de cocaína, avaluadas en 184 millones de dólares, en operaciones internacionales