Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En el marco de su gira por Brasil, el ministro de Defensa, Jorge Taiana recorrió el astillero “Itaguaí Construcciones Navales (ICN)”, una empresa de defensa estatal especializada en ingeniería nuclear naval para la construcción de buques submarinos, localizada en Itaguaí, municipio del estado de Río de Janeiro. 

Allí, junto al jefe de la Armada Argentina, almirante Julio Guardia y autoridades de TANDANOR, pudo interiorizarse acerca del proceso de construcción del submarino “Scorpene”, uno de los modelos que Argentina considera para recuperar su capacidad submarina.

Al finalizar la recorrida por el único astillero de la región que fabrica submarinos, Taiana señaló: “Seguimos buscando la mejor oferta de submarinos para que nuestro país recupere esa capacidad estratégica que hoy no tiene y que es fundamental para tener un verdadero control y vigilancia de nuestras aguas de jurisdicción nacional, de nuestra plataforma continental y de nuestros recursos naturales”.

En julio de 2022, Taiana encabezó una gira por Francia y Alemania donde visitó los astilleros de la empresa Naval Group y de la firma Thyssenkrupp, para evaluar y conocer los procesos de producción, las condiciones de financiamiento y la transferencia de tecnología con la participación argentina a través del astillero Tandanor.

Itaguaí fue fundada en el año 2009 con el objetivo de consolidar la modernización naval de las Fuerzas Armadas en Brasil luego de los acuerdos de cooperación firmados entre Nicolas Sarkozy y Luiz Inácio Lula da Silva, para la construcción de cuatro submarinos, así como también para recibir la transferencia tecnología de los submarinos diesel-eléctricos franceses.

Desde el 2010 el personal del astillero recibió formación teórica y tecnológica en Francia y ese mismo año comenzó la construcción del primero de los cuatro submarinos brasileños de la clase Scorpene. En 2012, las piezas para la construcción de los buques fueron transferidas desde Francia e integradas con las construidas por el ICN. Para el año 2013 el desarrollo y la fabricación de las partes comenzó a realizarse enteramente en Brasil, dando paso a la construcción del segundo submarino.

En tanto, en 2017 y 2018 iniciaron la construcción de los submarinos Tonelero y Angostura y en 2020, el ICN y la armada de Brasil inauguraron la Base de Submarinos de la Isla de Madeira con el objetivo de continuar la construcción de submarinos “Scorpenes”, así como la construcción de la flota de submarinos nucleares comenzando por el buque submarino Álvaro Alberto, que para el 2029 será el primer submarino de ataque de propulsión nuclear de Brasil.
Argentina "sigue buscando la mejor oferta" para adquirir su nueva flota de submarinos