Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En la tarde del domingo 22 de enero, el Ejército Nacional dio a conocer que se produjo la activación de un campo minado en medio del desarrollo de operaciones militares en el municipio Istmina, Chocó. Las víctimas fueron un grupo de soldados que se encontraban haciendo dichas labores de seguimiento, cumpliendo “la misión de garantizar el retorno de la población civil” previo acuerdo con el Comité de Justicia Transicional, conformado por múltiples entidades estatales y regionales.

De acuerdo con un pronunciamiento, el Ejército indicó que en dicha activación murió el soldado profesional Daniel Becerra Velásquez, mientras que otros cuatro uniformados resultaron heridos. Estos, fueron evacuados del lugar y trasladados a un centro asistencial.

“En el sector donde se presentó esta acción terrorista, que viola los derechos humanos e infringe las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario, según denuncias e informaciones se han presentado enfrentamientos entre integrantes del frente Ernesto Che Guevara del GAO —Grupo Armado Organizado— ELN y la subestructura Carreteras del GAO Clan del Golfo”, precisó la institución en la confirmación del ataque.

También señalaron que en estas labores de patrullaje se perdió abundante material de guerra, intendencia y comunicaciones “como producto de la onda explosiva que se originó en el campo minado”.

“Una comisión de Policía Judicial ya se desplazó hasta el lugar para realizar los actos urgentes y de esta manera poder entablar las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes” anunciaron las autoridades tras conocerse el hecho.
Un soldado asesinado y cuatro más heridos dejó emboscada terrorista contra tropas del Ejército en Chocó