Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El portavoz del Mando de las Fuerzas Aéreas ucranianas, Yuriy Ihnat, instó hoy a la comunidad internacional a condenar enérgicamente el uso de misiles Kh-22 contra la población civil, como el que dejó al menos 23 muertos y más de 70 heridos ayer en la ciudad de Dnipró.

"El uso de un misil de este tipo en una ciudad densamente poblada es, de hecho, terrorismo contra la población civil. Se trata de un misil Kh-22, un antiguo misil soviético, desarrollado todavía en la Unión Soviética, que tanto dolor causó ayer a los residentes de Dnipró", dijo Ihnat en un programa de la televisión ucraniana, citado por Ukrinform.

También se refirió al ataque con misiles contra un centro comercial en la ciudad de Kremenchuk en junio pasado que dejó veinte muertos.

"Lo que ocurrió en Kremenchuk, en Dnipró y en otras ciudades donde se utilizó este misil debe ser condenado por la comunidad mundial de la forma más enérgica", instó.

Recordó que las fuerzas rusas ya han utilizado más de 210 misiles de este tipo en Ucrania desde el comienzo de la invasión a gran escala el pasado 24 de febrero.

Añadió que para destruir estos misiles, Ucrania necesitan sistemas modernos de defensa antiaérea capaces de atacar objetivos balísticos: los Iskander, posibles misiles de fabricación iraní, si Rusia los recibe, y también uno de los misiles más potentes e imprecisos, como es el Kh-22.

"Llevamos más de medio año diciendo que no podemos derribar misiles Kh-22. Derribamos Kalibr, Kh-101, Kh-555, Kh-59. El hecho de que no derribamos misiles Kh-22 es obvio, es imposible derribarlos, el radar no puede captar este objetivo y no lo puede acertar", explicó.

Aunque el misil, con su motor de cohete de combustible líquido, entró en producción por primera vez a fines de la década de 1960, acelera a Mach 3, casi 2,300 mph, antes de acercarse a su objetivo. En su fase terminal, el misil se sumerge en un ángulo pronunciado y alcanza una velocidad máxima de más de Mach 4, más de 3000 mph.

 Principalmente un misil antibuque, el Kh-22 se desarrolló originalmente como el llamado asesino de portaaviones con una capacidad secundaria contra objetivos de área estática de alta prioridad en tierra.

Durante la Guerra Fría, el Kh-22 estaba armado principalmente con una ojiva nuclear, aunque estaba disponible una carga convencional alternativa de alto explosivo. Su precisión limitada en la aplicación de ataque terrestre significaba que llevaba una ojiva nuclear para este propósito, que se habría utilizado contra objetivos de gran área como aeródromos o puertos. 

En tanto, la cifra de víctimas mortales en el ataque ruso con un misil Kh-22 en la tarde de ayer a un edificio residencial de varias plantas en Dnipró aumentó a 23.

"Según el Servicio Estatal de Emergencias, hasta las 13:00 se sabe de 23 muertos, entre ellos un niño; 72 personas resultaron heridas, entre ellas 13 niños", según un comunicado del ayuntamiento de Dnipró.

Además, 39 personas pudieron ser rescatadas, entre ellas seis niños, y 43 personas constan como desaparecidas. El impacto del misil destruyó 72 apartamentos correspondientes a dos bloques de escaleras y dejó daños en más de 230 viviendas. Los residentes de 236 apartamentos, que corresponde a más de 400 personas, posiblemente tendrán que ser realojados.
Ucrania aseguró que no tiene como defenderse de los misiles KH-22 rusos que han causado una matanza en Dnipro
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!