Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea Colombiana retiró del servicio activo su flota de aviones de entrenamiento básico Cessna T-41 Mescalero que prestaban servicios de instrucción a los nuevos pilotos de la institución en la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suarez. Las distintivas e icónicas aeronaves monomotor de pistón operaron de manera ininterrumpida en Colombia por más de medio siglo, tiempo en el cual prestaron invaluables servicios al país y la Fuerza Aérea.

Desde diciembre de 1968 el “Alma Máter” de la oficialidad ha contado con el mejor de los aviones de entrenamiento primario, el T-41 Mescalero, pionero en la instrucción y preparación de hombres y mujeres, valientes y empoderados de la Fuerza Aérea Colombiana, la Armada Nacional y Cadetes de países como Honduras, Panamá, El Salvador; Guatemala y República Dominicana. 

30 de estas aeronaves fueron adquiridas ese año y traídas en vuelo crucero por pilotos colombianos, directamente desde su fábrica en Wichita, Kansas, hasta la Escuela Militar de Aviación. Como anécdota, durante el crucero de traslado se accidentaron dos aviones, afortunadamente sin consecuencias personales que lamentar; los cuales fueron reparados y puestos en servicio de manera oportuna.

Tiempo después, algunos aviones T-41 Mescalero fueron destacados en otras unidades de la Fuerza Aérea, principalmente a las Bases Aéreas de Apiay, Meta; Melgar, Tolima y Malambo Atlántico. Incluso se les adaptaron perchas bajo sus planos para llevar cohetes de 2,75 pulgadas o cuatro bombas livianas para apoyo del Ejército y la Armada Nacional en misiones de orden público.  

Estos guerreros incansables surcaron el cielo colombiano por 54 años, acogiendo sobre sus alas a más de 2000 pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana, que sin duda hoy lo recuerdan con orgullo por su fuerza, maniobrabilidad, seguridad y por ser la aeronave donde consiguieron sus alas de piloto militar.  

Este avión, con más de 90.000 horas voladas, hoy no solo se ha convertido en insignia de la Fuerza Aérea Colombiana, también evoca instantes, sentimientos, situaciones y el crecimiento de una Institución aérea decisiva en las victorias y garante en la consecución de la paz.  

Pero los avances y la necesidad de soportar las exigencias de las actividades de entrenamiento, con un margen alto de seguridad y destinado a la formación de los nuevos pilotos, llevó a la Escuela Militar de Aviación, a renovar su flota de instrucción.  

Un estudio de factibilidad permitió identificar al Cessna 172 Skyhawk, la aeronave más producida a nivel mundial, utilizada por más de 30 países, como reemplazo de los venerables Mescalero (o tecua como se le conocía afectuosamente) en el entrenamiento de los nuevos pilotos.  

La Fuerza Aérea Colombiana adquirió dos lotes de estos nuevos aviones de entrenamiento Cessna 172 'Skyhawk', completando una flota inicial de ocho aviones que actualmente operan con la Escuela Internacional de Ala Fija (ESIAF) que esa fuerza militar tiene en la Base Aérea de Palanquero, ubicada en la localidad de Puerto Salgar, Cundinamarca. 

Los  Cessna 172S ha sido considerados un elemento básico de las escuelas de entrenamiento de vuelo en todo el mundo, es un avión monomotor de ala alta con capacidad para cuatro personas, el más fabricado de la historia y probablemente el más popular del mundo. 

Cuenta con equipos de navegación de última tecnología, se caracteriza por su bajo costo de operación y mantenimiento. Su cabina de cristal de última generación permite volar de forma visual y desarrollar entrenamiento automatizado en condiciones de vuelo por instrumentos.  

La llegada de estas aeronaves permite la renovación de la flota de aviones T-41 Mescalero, continuando con una óptima curva de aprendizaje, teniendo en cuenta que el C-172 es similar al T-41 en una versión moderna, lo cual garantiza mantener la doctrina operacional y táctica, además brinda la oportunidad de tener un alto conocimiento de la aeronave en su mantenimiento y operación de vuelo; dando un gran paso en el proceso de instrucción, incrementando la seguridad de los pilotos y alumnos, reduciendo costos de sostenimiento y operación, siempre con el propósito de capacitar y formar a los Cadetes y Alféreces, futuros pilotos militares de la Fuerza Aérea, con una mirada amplia hacia el futuro, de cara a las nuevas exigencias y expectativas de la aviación militar en el mundo.  
La Fuerza Aérea Colombiana retiró del servicio su flota de aviones de entrenamiento Cessna T-41D Mescalero
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!