Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En noviembre, Saab recibió un Certificado de Tipo Restringido Militar (MRTC) para su avión de superioridad aérea Gripen E, que certifica que la aeronave ha cumplido con todos los requisitos de aeronavegabilidad y seguridad de vuelo establecidos por las autoridades militares suecas y brasileñas.

El certificado fue expedido de manera conjunta por la Inspección de Seguridad de la Aviación Militar Sueca ( FLYGI) y el Instituto de Fomento y Coordinación Industrial (IFI) de Brasil, reflejando la sinergia obtenida a través de la cooperación técnica entre las dos autoridades.

Como el diseño ahora está certificado, Saab cambia su enfoque al desarrollo y prueba de nuevas funcionalidades. Para los clientes, este es un hito de la mayor importancia, siendo un paso fundamental para que el Gripen inicie operaciones.

“El hecho de que ahora hayamos alcanzado este importante hito no es solo un paso histórico en la historia de la aviación, también es, sobre todo, un paso significativo para nuestros clientes. Este es el resultado de un gran esfuerzo de equipo que requiere conocimiento, competencia y perseverancia para lograrlo. Diseñar un avión de combate es el último deporte de equipo”, dice Johan Segertoft, Jefe de Diseño de Gripen.

Este hito en el programa Gripen E/F llevado a cabo entre Suecia y Brasil se une a otro hito recientemente celebrado por la compañía sueca en el Programa Gripen Brasil: la finalización de la producción del primer fuselaje delantero para Gripen E en la fábrica de São Bernardo de Campo. Esta estructura es la pieza más compleja que se produce en el país y requiere conocimientos especializados para completarla.

El fuselaje delantero de la aeronave es donde se encuentra la cabina. En él se encuentran instalados el asiento eyectable, los controles de vuelo como joystick y pedales, la capota, el radar AESA, los displays de cabina, así como todos los sistemas de aviónica de la aeronave.

La pieza se terminó durante la última semana de octubre y se enviará a Suecia como parte de la cadena de suministro global para la producción del nuevo avión. Las estructuras producidas en Brasil y Suecia son idénticas y se pueden instalar en cualquier avión Gripen E nuevo.

“Esta producción refuerza el mensaje de que es posible realizar una transferencia de conocimiento y tecnología a gran escala como esta. Los profesionales brasileños están altamente calificados y estamos cumpliendo con todas nuestras obligaciones contractuales con el gobierno brasileño”, dice Ola Rosén, jefe de operaciones de la planta de aeroestructuras de Saab en Brasil.

El fuselaje delantero no fue la primera estructura producida en Brasil. Según el cronograma original, la fábrica en Brasil ya había iniciado el proceso de fabricación de piezas menos complejas, como el cono de cola y los frenos de aire en 2020. Desde entonces, la producción se ha expandido a estructuras más complejas, como el fuselaje delantero.

En esta nueva etapa de producción, participaron alrededor de 15 profesionales brasileños dedicados, incluidos ensambladores e ingenieros, así como el equipo de logística local y expatriados suecos. Los experimentados empleados suecos tienen la tarea de garantizar que los conocimientos adquiridos por los técnicos brasileños en Suecia se integren durante los procesos de fabricación en el país.

“Es muy gratificante producir una estructura tan compleja como el fuselaje delantero aquí en Brasil. Esto significa que la capacitación de los equipos, los procesos y la instalación de las herramientas necesarias para la producción de esta estructura se completaron con éxito, habilitando así la fábrica en Brasil para las próximas entregas que ya están en producción. Los próximos pasos serán la optimización y maduración de estos procesos, para tener la misma eficiencia que la fábrica en Suecia”, concluye Alexandre Barbosa, gerente de ingeniería de la fábrica de aeroestructuras de Saab en Brasil.

La alianza con Brasil comenzó en 2014, con un contrato para el desarrollo y producción de 36 aviones Gripen E/F para la Fuerza Aérea Brasileña, incluyendo sistemas, soporte y equipamiento. Un amplio programa de transferencia de tecnología, que se ejecuta durante un período de diez años, está impulsando el desarrollo de la industria aeronáutica local a través de las empresas asociadas que participan en el Programa Gripen brasileño.

Durante este período, más de 350 técnicos e ingenieros brasileños están participando en entrenamientos teóricos y prácticos en Suecia para adquirir los conocimientos necesarios para realizar las mismas tareas en Brasil.
El Gripen E de Saab está listo para su debut operacional tras recibir la certificación militar en Brasil y Suecia
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!