Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Suiza ha rechazado reiteradamente las solicitudes alemanas de permitir el envío de municiones de fabricación helvética a Ucrania para su uso en los tanques antiaéreos Gepard. Para el Gobierno suizo, una medida semejante perjudicaría su posición de neutralidad política. 

La decisión suiza ha dejado a los tanques antiaéreos en Ucrania escasos de municiones para defenderse de los ataques aéreos rusos.

La empresa de material militar Rheinmetall se plantea ahora construir una fábrica en suelo alemán para producir las municiones. La planta podría estar lista para la producción a partir de junio de 2023.

“Estoy muy aliviada de que la industria haya reaccionado tan rápido”, declaró el jueves la presidenta del comité parlamentario alemán de defensa, Marie-Agnes Strack-Zimmermann, según informó la emisora pública suiza RTS.

“En el futuro, se producirá en Alemania más munición, que necesitamos con urgencia”, agregó, y subrayó que “es esencial que Alemania sea más independiente en la producción de municiones, en cooperación con sus socios de la OTAN”. No está claro qué impacto tendrá en el futuro la fábrica alemana en la producción suiza.

Cabe destacar que 30 cañones antiaéreos autopropulsados alemanes Gepard están en servicio en Ucrania. Estos sistemas fueron donados por el gobierno alemán a las Fuerzas Armadas Ucranianas tras la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero de este año.

Los Gepard alemanes son eficaces contra objetivos aéreos que vuelan bajo, como misiles o drones kamikaze, que Rusia ha empezado a utilizar con más frecuencia en los últimos meses. 

Sin embargo, cuando se donaron los Gepard surgió un problema. Alemania no dispone de reservas de munición de 35 mm para estos sistemas. Suiza, como principal productor de la munición de 35 mm, se negó a su producción, ya que Berna observa la neutralidad con respecto a la guerra de Ucrania. Por este motivo, Berlín se vio obligado a buscar munición entre los operadores de Gepard de todo el mundo, pero esta acción no tuvo el efecto deseado.

Entonces apareció en el horizonte una propuesta de Noruega para desarrollar munición de 35 mm. Así fue, pero se encontraron con problemas durante las pruebas. El sistema de control de tiro no reconocía la munición. Más tarde, los esfuerzos conjuntos de expertos noruegos y alemanes resolvieron este problema. De este modo, Ucrania recibió la munición deseada y comenzó a utilizar eficazmente el Gepard SPAAG.

Ucrania recibirá un total de 50 unidades del sistema antiaéreo móvil alemán. Es decir, Berlín entregará al menos 20 más a Kiev en los próximos meses. Pero no sólo Ucrania tendría el problema de suministros de munición. Brasil, Jordania, Rumanía y Qatar son operadores del Gepard SPAAG, lo que significa que esos países también necesitarán municiones.

Así pues, Berlín ha decidido iniciar la producción de la munición de 35 mm necesaria. Con este fin, se está construyendo actualmente una fábrica para la producción de munición de 35 mm. Según diversos informes, la producción debería comenzar en enero de 2023. Lo más probable es que la producción no se centre únicamente en la producción de munición para el Gepard SPAAG, pero se supone que al final de la guerra en Ucrania estará a la cabeza.

Esto resolverá un problema bastante grave para las fuerzas armadas ucranianas. El suministro constante de munición significa una entrega más rápida de las 20 unidades Gepard SPAAG restantes. El aumento de los ataques aéreos con misiles y drones rusos es actualmente el mayor problema para las fuerzas armadas ucranianas, por eso, el uso de Gepard SPAAG es cada vez más importante para el atribulado país europeo.
Ante la negativa suiza de vender munición a Ucrania, Alemania construirá una fábrica de munición para el sistema antiaéreo Gepard
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!